antroposcopio

Oteando ideas, actitudes y comportamientos

Carta a mis amigos catalanes…

Estimados amigos catalanes,

En principio esta carta estaba pensada sólo para aquellos de vosotros que defendéis la independencia pero, después de hablar con algunos de vosotros, me he decidido a extenderla a todos los que allí viven. La primera razón es que me es francamente difícil separar los que son y manifiestan como inequívocamente catalanes de los que han nacido, viven, trabajan o comparten simpatía por Cataluña. Empiezo con matices, porque de eso va esta carta, de matices. Y para que nadie deje de sentirse aludido.

La razón de la carta es doble. Por un lado personal… manifestar la profunda tristeza que me provocan los hechos de los últimos días de la forma mas neutra posible. Por otro lado política… no por estar en uno u otro lado, sino por la necesidad que tengo de analizar estos hechos, como cualquier otro en mi vida y trabajo, desde la razón, desde “la evidencia”. En definitiva, de dar mi visión para no tener que discutir con ninguno de vosotros de una forma que no sea meditada. O para evitar dichas discusiones que, hoy día, sirven para poco más que para enfadarse.

Escribo porque no entiendo nada… a ver si alguien de los que me conoce me consigue aclarar las cosas, ya que no confío en ninguna opinión que hable en nombre de pueblos, naciones o colectivos, venga de políticos o de los medios. Confío, únicamente, en la opinión de aquellos allegados de los que conozco su contexto. Quizá desde el conocimiento de mis allegados y ahora que estoy lejos llegue a entender la situación global. Yo, por mi parte, utilizaré mis ejemplos, mis tierras y lugares, para ver si podemos entender nuestros contextos…

Empezaré, con lo que yo he entendido hasta ahora, a ver si es que no lo he entendido bien…

Seguramente las razones para la independencia sean muchas y dispares, pero hablaremos de las mayoritarias y de las que muchos de vosotros usáis en vuestras reivindicaciones personales:

  1. El “expolio fiscal”. En el primer punto me gustaría preguntar si referirse a un déficit fiscal como “expolio” se corresponde con la definición exacta de expolio o es un término utilizado de forma deliberada al efecto de sesgar el debate. De provocar posiciones a priori, sentimientos, etc. Como espero que no sea lo segundo, asumiré que es por lo primero.Parece asumido por todos que el resto de España (puntualizo, menos Madrid, Baleares, Navarra, Pais Vasco, La Rioja, Aragón y Valencia) se beneficia de un déficit en la balanza fiscal de Cataluña. Es decir, de un disbalance entre las aportaciones de Cataluña a la caja común del Estado y las inversiones del Estado en Cataluña. Aquí habrá que aclarar que “Cataluña”, como unidad indivisible, no paga impuestos. Los impuestos los pagan sus ciudadanos y sus empresas o sociedades. Por otro lado, que haya 16000 millones de déficit en la balanza fiscal no quiere decir que cada uno de los siete millones y pico de catalanes toque a un porcentaje equitativo de esa cantidad (eso de que cada catalán tocaría a dos mil o tres mil euros más por barba). Mas bien es una media. Pero es probable que si, a cada uno, en particular, le devolviéramos su parte correspondiente de lo que aporta al Estado, los que más saldrían ganando serían aquellos que más aportan… es decir, las grandes empresas, las grandes fortunas, los funcionarios o empleados de empresas con mayores sueldos… Es más, si hiciéramos el cálculo de forma rigurosa, a algún catalán le saldría el saldo negativo, o sea, que le debería dinero al Estado porque lo que aporta no compensa lo que gasta el Estado en él. Pero esto no es así. No es así porque un ciudadano de un Estado en el que la redistribución de la riqueza se asuma como un derecho (y creo que, con todas las imperfecciones, en eso estamos) no puede reclamar para sí, como un expolio contra su persona, algo que, en realidad, es una media de lo que todos aportan en conjunto. Por llevarlo al absurdo… si yo vivo en La Coruña, cerca de Amancio Ortega, no es legítimo reclamar como expolio personal el déficit que el Estado tiene con La Coruña gracias a las aportaciones del hombre mas rico de España.Por qué esto es importante…porque ahora habrá que entrar en las razones de por qué Cataluña tiene déficit fiscal…que no es, ni mas ni menos, que las mismas por las que Madrid tiene un déficit fiscal aún mayor: que el ciudadano medio (¡ojo, el ciudadano medio no es un ciudadano concreto, no sois ni vosotros ni yo!), incluyendo entre los ciudadanos a las “personas jurídicas”, las empresas, paga más impuestos que el ciudadano medio de Asturias…Y, ¿por qué es más rico el ciudadano medio de Cataluña o Madrid?. A mi se me ocurren mil razones y ninguna tiene que ver con lo duro que se trabaja en Cataluña con respecto al resto de España (luego iremos a las odiosas comparaciones). ¿Podría ser porque hay mas sedes de empresas?¿Porque las infraestructuras son mejores que en otros sitios y las empresas se localizan ahí?¿Porque, muy importante, ante la falta de posibilidades en otros sitios, la gente joven y motivada se desplaza a las grandes ciudades en busca de trabajo?¿Porque circunstancias no meritorias, es decir, rentas: ubicación, clima, historia… determinan una ventaja competitiva?Asumiendo que el número de panaderos, funcionarios, limpiadores, enfermeras, gasolineros, etc por habitante sea similar y que los sueldos muy parecidos, el déficit fiscal sólo puede deberse a que o hay más ricos en un sitio o se reciben muchas menos inversiones.Se que hay amigos y no tan amigos que van a Asturias (seguiré con el ejemplo) y no ven más que señales del despilfarro que se hace con su dinero donde yo no veo más que subdesarrollo industrial y de infraestructuras… Pero un ciudadano riguroso se tiene que preguntar si a mismos impuestos recibe los mismos servicios que un asturiano, no si podría tener mucho más dinero en un reparto en el que él saliera más beneficiado. Y yo puedo contestaros, con bastante certeza y sinceridad, que los servicios disponibles para un asturiano son bastante peores que los de un barcelonés. Pero también que los de alguien de Begur… Sin embargo, el Estado se gasta por habitante mucho más en Asturias que en Cataluña…pero ¿no será por que tiene una de las poblaciones más envejecidas de Europa?¿O un éxodo masivo de sus jóvenes, de su población activa?¿O por que sufrió una reconversión industrial bestial sin reinvertir en tejido productivo? ¿Será porque su orografía y clima encarecen dramáticamente sus infraestructuras?¿Será porque hay menos población o está más dispersa?En resumen, que un expolio no puede referirse a un territorio sino a personas físicas o jurídicas y que llamar expolio a la redistribución de la riqueza parece tener segundas intenciones, ya que la realidad parece más compleja que una simple suma y resta.
  2. Historia, cultura y lengua. Vamos a dejar a un lado las puntualizaciones históricas por dos razones: hechos históricos pasados no tienen por qué ser argumentos para relaciones sociales actuales (ni para unir ni para independizar) y la historia parece tener varias interpretaciones dependiendo de quien la escriba. En cuanto a la cultura y la lengua, sólo tengo una pregunta. ¿De verdad la lengua y la cultura catalanas se viven en la cladestinidad, de forma extraoficial y minoritaria? Porque, en los 7 años que llevo en Barcelona, yo sólo veo la preeminencia institucional del catalán y de la cultura en catalań. Ojo, no es una queja, acepto perfectamente que así lo quiera la mayoría. Sólo trato de puntualizar que perseguir la independencia, y arriesgar cierto bienestar, para conseguir algo que ya está conseguido, es, a mi entender, ilógico.Por otro lado, si la consecución de determinados objetivos culturales o lingüisticos es insatisfactoria en estos momentos…¿no existen mecanismos democráticos para cambiar dichas insatisfacciones actualmente?¿Es necesaria la enmienda a la totalidad?
  3. Desafección de España. Esta es la parte que mas lamento…Yo, si algo tengo claro, es que lo que nos une es infinitamente más de lo que nos separa. Y lo que nos separa, es muchísimo menos traumático de resolver que acabar con lo que nos une. Y, ojo, yo no estoy hablando de Cataluña y España. Yo hablo de mis amigos catalanes y de mis amigos españoles. De mis comunidades reales. Ya que me une lo mismo a un catalán con el que no simpatizo como con un extremeño con el que no simpatizo: nada de nada. Catalán, asturiano o español sólo funcionan como simplificadores de mi compleja realidad, distribuida en 3 ciudades, dos pueblos, 3 paises, diversas aficiones y gustos… y eso debe ser así para cada “catalán” o “español”.Pero vamos al meollo con una ilustrativa viñeta…Tan ilustrativa como maniquea…. por dos razones:- La mayoría de los “españoles” no dicen eso de los catalanes. Sí, como no, hay gente que lo dice, incluso cosas peores, como llevar los tanques y esas cosas, pero esa es una inmensa minoría. Una minoría que, por cierto, también existe en Cataluña y en sentido opuesto. El problema es simplificar España o Cataluña como sus partes mas extremas. Volviendo a la viñeta… de la misma forma podríamos hacer una viñeta en la que un catalán le gritara a un español: vago, feixista, expoliador, franquista, lladre, subvencionat, cara dura, borratxo, charnego, botifler, inutil, anti-catalán…todas ellas cosas que también se oyen en algunas minorías, tan minorias como las que dicen lo mismo o parecido de los catalanes. O sea, por la razón que sea, apelar como razón para la desafección que nos maltratan desde España tiene tanta base argumental como apelar a que nos menosprecian con arrogancia para defender los agravios a Cataluña. Si la decisión más importante de la historia moderna española o catalana se va a tomar atendiendo a clichés, tópicos, medias verdades, pasiones o ignorancia lo que se está sembrando va a tener una cosecha catastrófica.

    A mi me podéis intentar convencer de lo contrario, es lo que pretendo, que me argumentéis, pero mi sensación es que, mas allá de las particularidades culturales, compartimos actitudes, formas de pensar, prioridades y respetos. Además de muchos intereses en común. O sea, no se por qué se enfatiza la diferencia.

    Para algunos otros la desafección hacia España viene dada por el “poco respeto a las instituciones catalanas”. Por ejemplo, por el rechazo del Tribunal Constitucional al Estatut de Autonomia. Asumiendo que las instituciones del Estado pueden ser francamente mejorables (tambien las catalanas, no hace falta decirlo), ¿qué hace pensar que las decisiones en contra de determinados artículos de una ley se tomen en función de las ganas de fastidiar a Cataluña?¿En serio creéis que el motivo de revocar una pequeña proporción de los artículos del Estaut se debe a una predisposición a hacer el mal a Cataluña? Que queréis que os diga, como poco me parece endeble como argumento. Yo mas bien tiendo a pensar que son las reglas del juego democrático. La argumentación de por qué se revocan algunos artículos ha de ser jurídica, fundamentada en el derecho, recurrible, etc. Esas son las reglas del juego que nos hemos dado. Eso es así en España, pero también en Europa. Habrá veces que consigamos todo lo que queramos, otras veces que los intereses choquen contra los de otras regiones o paises, otras veces que encontremos aliados. Quiero pensar que si se revocan determinados artículos de una ley es por que no se ajustaban a derecho perfectamente. O, al menos, cabía interpretaciones de la ley en las que dichos artículos no eran aprobables. No seré yo quien defienda al Tribunal Constitucional, pero la democracia es un juego de contrapoderes. Imaginemos que desde el parlamento de Cataluña se aprueban cosas que, por más que hayan sido refrendadas, no se ajustan a la legislación europea, española…es decir, al marco jurídico en el que vivimos. O, llevándolo al extremo, que la población catalana decide hacer una ley que influye en las leyes u organización administrativa de otras regiones… tiene entonces que haber mecanismos que compensen esas posibles injusticias, que las maticen, que delimiten sus interpretaciones… porque, ojo, “el pueblo” puede, a través de sus representantes, de manera perfectamente democrática, decidir cosas completamente ilegales. Democracia no es (sólo) votar en referendum. Democracia es respetar la ley y, muy importante, a las minorías. Y cambiar las cosas debe realizarse mediante pactos, mediante diálogo, convenciendo, sumando apoyos… si un catalán convence a un andaluz de lo injusto de su situación, no me cabe la menor duda de que ese andaluz también apoyará esa reivindicación concreta. Eso es política.

Esas son las tres razones mayoritarias que se suelen esgrimir en favor de la independencia. Yo he intentado, durante 7 años, tratar de encontrar argumentos basados en la razón para entender las posturas independentistas. No lo he conseguido. No me han faltado ganas y disposición, pero me ha sido imposible entender las razones desde una perspectiva racional. Otra cosa diferente  es que se trate de sentimientos. Entonces ya estamos hablando de algo que nunca podré entender, porque, efectivamente, mis contextos son otros. Pero recordad que tomar decisiones políticas con la viscera en lugar de con la razón, no suele traer cosas buenas.

En ese caso, en caso de que procediérais a la independencia, me gustaría al menos creer que habéis pasado por este trayecto:

  •  Que naciones y nacionalidades no son mas que constructos convencionales, no esencias inmutables. Que los afectos no se dan a gran escala sino a pequeña escala. Que lo que os une a “Cataluña” a todos y cada uno del resto de “catalanes” no es más que una unidad administrativa. Ni intereses, que no son los mismos para Isidre Fainé que para Xavi Hernandez. Ni objetivos, que no son los mismos para el director de ESADE que para mis amigos médicos. Ni lengua, ya que hay catalanes de lengua castellana, catalanes de lengua catalana, catalanes bilingües y catalanes (ciudadanos de cataluña) de lengua china, árabe, francesa o rumana. Ni nacimiento, ya que hay catalanes nacidos en todas partes del mundo y que son ciudadanos de Cataluña y ciudadanos nacidos en Cataluña que viven y se sienten de otras partes del mundo.
  • Que si lo único común a todos es una Unidad administrativa, siempre hay que plantearse si lo que sucede ahora beneficia a todos y cada uno de los que pertenecen a dicha unidad administrativa o si puede haber algún interés particular en los administradores de dicha unidad. En el caso concreto que nos ocupa, si la desastrosa gestión de los dos últimos años, que se va a concretar en una (casi) mayoría absoluta, no tiene nada que ver en que cambiara drásticamente y sin precedentes que permitieran intuirlo, el discurso político predominante. De los recortes, la corrupción y la bancarrota a la independencia y el modelo de Estado.
  • Que si, finalmente, Cataluña decide la independencia, se habrán tenido en cuenta todos los aspectos prácticos (no sólo los formales). Es decir, quien tendrá la ciudadanía, quienes no, si no sólo habrá reparto de beneficios sino de la deuda acumulada, si se tendrán en cuenta las repercusiones económicas y sociales y, sobre todo, si no hay alternativa menos traumática para la satisfacción de las demandas específicas que ahora se aducen como razones para independizarse.
  • Que tenéis claro que el nacionalismo (y sus variantes étnicas y religiosas) no es una teoría nacida en la academia, no es una actitud política emanada de la razón, no es una posición deliberativa sino la utilización política de un sentimiento. Y que la identidad ha sido usada por los gobernantes como herramienta infalible para someter a los pueblos o para aglutinarlos en torno a sus politicos desde tiempos inmemoriales… de los aztecas a Roma, de los cruzados al Islam, de Las Malvinas a Gibraltar…
  • Que cuando habláis de “expolio”, de los españoles que no trabajan, de los que viven de las subvenciones, de los que os hacen la vida imposible, de los que no entienden vuestra lengua ni se esfuerzan en ello… penséis en mí. Y en tantos otros como yo. Y analicéis de forma crítica si estáis siendo justos. Que penséis si los pescadores, mineros, ganaderos, agricultores, trabajadores del metal, de los astilleros, de la construcción, etc asturianos son mas o menos vagos que los informáticos, financieros, editores, diseñadores, hosteleros, etc de Barcelona. Y si  de verdad creéis que los primeros ganan más que los segundos. Y si esos matices pueden tener algo que ver en el déficit fiscal en vez de en la vagancia y las ganas de robar.
  • Que, con todo lo lamentable del Gurtel, Pokemon, Campeón, etc, vais a saber ver la viga en el propio ojo de forma tan escrupulosa.
  • Finalmente que, en un hipotético proceso constituyente catalán, habrá ley, habrá elecciones pero, sobre todo, habrá respeto a las minorías. En ese caso, no me resignaré pero, al menos, podré seguir discrepando

En resumen, amigos, necesito herramientas para poder entender lo que pasa…por más que leo y os escucho, no encuentro nada que me satisfaga intelectualmente que justifique la deriva.

 
ACTUALIZACIÓN

La viñeta que he puesto es una viñeta que saqué de un email que circula por Cataluña (al menos así me llegó a mí). La verdadera viñeta está más matizada y la pongo debajo. De todas formas, el mensaje en sí, no cambia sustancialmente.

30 Comments

  1. Bueno, me sabe mal comenzar yo lo de los comentarios (aunque puede que alguien sea más rápido) porque, por desgracia, no somos amigos, y esta es una carta a los amigos. Pero como si vivo en Catalunya y entiendo lo que expones, y además he escrito alguna vez por aquí, ahí va mi aportación.
    No vas a recibir lo que pides de tus amigos independentistas. Me anticipo a los resultados, a ciegas. No lo vas a recibir porque te atienes a sus razones aducidas, cada una de ellas (fiscalidad, sentencias de tribunales, insensibilidad, nacionalismo español), aunque tenga su explicación particular (no se confunda con justificación) forman un todo. Ese todo es el que conforma un estado de opinión general. Ese algo que las ha amalgamado a todas en un ‘causus belli’ no tiene que ver con nada parecido a “la gota que colma el vaso”, como se dice siempre, sino con algo muy diferente, con el entorno que envuelve el vaso. Ese entorno ha conformado unas razones psicológicas. No necesitas juristas, ni historiadores, ni economistas (todos ellos catalanes) para explicarte esto, sino, en gran parte, psicología social. Y ese entorno que ha hecho posible esto, amalgamar todos esos agravios, con su parte de verdad, o de exageración, ha sido, senzillamente, la crisis económica (que nunca sale a colación y es el factor más importante), y 2-la habilidad política junto con la indefensión y inocencia de sus ciudadanos, para convertirla en un conflicto nacional. Si a esto le sumamos la idiotez del nacionalismo español , verdadera mina del Potosí ya lo tienes todo. Justo el hecho de haberse visto hundida por los mismos motivos que lo estaba toda España, ha hecho que el nacionalismo haya podido inventar una contrahistoria (“esto no hubiera pasado si…” fuéramos un estado independiente), suplantando peligrosas propuestas heterodoxas que amenazaban la clase política catalana y su visión pueril de las cosas, con una versión alternativa de los hechos y las explicaciones, que con el tiempo, muy poco por cierto, se ha podido hacer hegemónica. Lo que ha hecho posible eso tiene que ver con una transición de la perplejidad, al miedo, del miedo al cabreo, y del cabreo a la culpa es de los otros. Yo he observado ese proceso y créeme, era inevitable.

    • Hola,

      Antes de nada, aunque no seas de mis amigos, gracias por el excelente comentario. Seguramente, partimos de contextos diferentes, pero hemos llegado a la misma conclusión, que es que no tiene solución, que es inevitable.
      En ese proceso que describes, de la perplejidad (negación) al miedo, al cabreo, a la culpa es de otros que, si el proceso de duelo cumpliera todas sus etapas, debería acabar en aceptación, hay un problema enorme. Que es no saber o no preocuparse en saber que lo que se está viviendo es, precisamente, un proceso de duelo.

      Exactamente de la misma forma se está viviendo en el resto de España, al menos de la España. Porque, recordemos, la crisis, es culpa de Alemania, de los mercados… Es posible, de la misma forma que los catalanes puede que tengan parte de razón en algunas cosas, que haya partes de razón en esas explicaciones. Lo que no se puede y eso si que es una labor individual de búsqueda y análisis crítico, es asumir que los matices son toda la realidad. Hasta el punto de que los pequeños matices pueden organizarse en una explicación completa y detallada de la realidad. Dejando de lado al resto de la realidad.

      Yo por eso creo que la única forma de que ese proceso psicológico que conduce a la independencia, que es lo que yo llamo “sentimientos”, es poner al paciente enfrente del espejo. Quién no ha justificado sus sentimientos de forma racional alguna vez. Pero la forma de desactivar eso es conducir al paciente a desmontar las justificaciones racionales, que son las que le dan empaque intelectual a la demanda, para que se quede sólo con sus sentimientos. Sólo entonces podrá tratar de ver de dónde vienen esos sentimientos y si tienen un fundamento en la realidad. O si el fundamento está completo o le faltan matices.

      No aspiro a cambiar ni una sóla opinión. Aspiro a que me entiendan a mí, a que no me miren con cara de extrañeza cuando digo cosas que no se acostumbran a oir. Cuando no parto de los mismos a prioris.

      Seguiré esperando a los amigos pero, mientras tanto, gracias por la aportación.

    • Gracias por la aportación. Conozco las listas de agravios. Lo que a mí me gustaría es que se me diera explicación a mis preguntas, abordándolas de forma concreta.
      En un diálogo fructífero, en una conversación que llegue a acuerdos ha de haber interacción. Si yo pongo mi manifiesto y mi contrario el suyo no nos vamos a entender.
      Lo que quiero decir con esto es que seguro que tiene respuestas a mis preguntas concretas y me gustaría conocerlas. Aunque no seamos amigos ni conozcamos nuestros contextos, algo que para mí es fundamental en una conversación que pretenda llegar a buen puerto.

      Lo dicho, gracias por la aportación.

  2. Yo no entiendo porque quitas la variante histórica…

    España nació de la unión de unos territorios, esa unión dio la creación de uno de los primeros sistemas CONFEDERADOS en el que cada estado conservó sus anteriores instituciones, sistema heredado de la Corona de Aragón (que mantenía las instituciones de los distintos territorios que la integraban)

    Uno de estos estados, la Corona de Aragón salió de la confederación y apoyó a otro rey.

    No gustó, se declaró la guerra a Aragón y por ende a Cataluña y se la conquistó. Ahora ya no era un estado (reino) ibérico sino un territorio ocupado.

    Y como tal se la trató y en democracia se creía que se podía volver a un trato como el que tuvo en un principio, pero esto no fue así.

    Entre el reino de Castilla y la corona de Aragón (y antes entre el Reino de Aragón y el condado de Barcelona) son los reinos que innovaron en el concepto de territorios confederados y esto poco se cuenta, pero fue uno de los avances mas significativos para el bienestar de los pueblos que se unían en este tipo de sistema y lo sería para España ahora.

    Yo soy confederacionalista, así que estoy a favor de la independencia (de los pueblos de España) para iniciar un proceso de negociaciones y llegar a un pacto entre iguales en el que vería muy bien que se uniera Portugal y llegar al fin a una Confederación Ibérica.

    • No entro en la variante histórica porque la historia no aporta argumentos basados en la razón. Que Roma tuviera toda Europa no sería argumento hoy día para nada… o que el rey de España lo fuera también de Flandes, no creo que repercuta mucho en la política Belga u Holandesa.

      A lo que voy es que si España ha de ser una confederación o un estado centralista o una nación de naciones o nada de nada se ha de argumentar en base a criterios de razón práctica y en base a argumentos políticos orientados a beneficiar a sus ciudadanos. Nada más.

      Un saludo

      • Un territorio que fue conquistado en un pasado y ahora su gente quiere liberarse porque no se siente integrado en ese país.

        ¿No es un argumento basado en la razón y en la historia?

        Para encontrar el porque de algo se tiene que mirar también la raíz del problema, vamos a mi me han enseñado a hacer las cosas así…

        • Hombre, Cataluña no es la Madagascar francesa o las Filipinas españolas… que yo sepa es una comunidad con democracia representativa, con un nivel de bienestar y derechos similar o, incluso, superior al de su “metrópoli” y con las libertades que cualquier otra democracia tiene… pues no se si eso es identificable con una “colonia” o con un “país oprimido”.
          Como será que hay gente que usa la historia de formas opuestas… en Irlanda del Norte unos se sienten conquistados y la historia les da la razón para liberarse y los otros defienden y bendicen la conquista. En una tierra en la que nadie de los implicados en la disputa estuvo en la conquista y todos nacieron allí, ¿a quien debería dar la razón la historia?
          Granada, por poner otro ejemplo, fue musulmana durante mas de 700 años… seguramente el periodo más largo de su historia…¿quiere decir eso que los granadinos puedan ser reclamados por el Islam? En fin, que quitando colonialismos e invasiones recientes, usar la historia para políticas actuales lo más que hace es añadir confusión…
          Al menos así es como yo lo veo. Importan las razones, el bienestar de la gente, no las mitologías.

  3. A los catalanes claro que les roban, es más, pagan más impuestos que nadie. Pero son los PROPIOS POLITICOS CATALANES los que les roban. Cataluña gana siempre en todos los ránking de corrupción en España junto con Andalucía, y Barcelona (gobernada por el PSOE desde siempre) aparece en la lista negra de ciudades a evitar por el turismo, por estar el hurto “legalizado de facto”. Si así es la población, os podéis hacer una idea de cómo son los dirigentes.

    Pero esto no es por culpa de Madrid, es por culpa de la propia población catalana, que vota a los políticos más chorizos de España. Con el dinero de los españoles, el tripartito se pegó la vidorra reuniéndose en hoteles de cuatro estrellas (cuando en edificios públicos salía gratis), “perdonándose” las deudas del PSC con La Caixa, regando con dinero a Latin Kings y demás vagos y maleantes para que no dieran el follón (provocando que emigraran todos para allá), sumando hasta 15 cargos por cabeza (con sus sueldos), y comprándose yates de lujo apenas unos días antes de dejar el cargo.

    En resumen, si Cataluña ahora va de culo es por haber votado con el ídem, y ahora toca comerse el marrón de los recortes, porque en noviembre Cataluña tendrá que devolver más de 5000 millones de deudas contraídas por el tripartito. Total ná. Fijénse si ha sido gorda la fiesta que le habéis pagado al PSC y a ERC, que con ese dinero os podríais haber comprado una isla griega, fundar Catalonia, y declarar allí vuestros impuestos. Agradecédselo al inútil de Montilla, y a la campaña de lavado de cerebro a la que os sometió Jordi Pujol.

  4. Buen artículo, intentaré explicarte alguna de las razones por la que supongo que es la desafección, ya que la mayoría de los que salieron a la calle, no son ni hijos de catalanes, ni son nacionalistas independentistas que siguen una bandera sea a donde sea que les lleve, sólo por el ardor patriótico. Y aquí tienes una de las claves, la mayoría de los que salen a la calle no son nacionalistas independentistas, eso siempre ha sido un porcentaje bastante menor en la política catalana, es más, no son nacionalistas y esto es el meollo, no son ni nacionalistas catalanes, ni nacionalistas mesetarios (autodenominados españoles, ya que han secuestrado la denominación de español a su conveniencia), no siguen una bandera, son gente corriente que no les gusta que les tomen el pelo.
    Para que me ubiques, mis orígenes son gallegos y he vivido durante mucho tiempo en diferentes zonas del territorio nacional y los últimos años en Cataluña, no por nada, por razones de trabajo.
    Los catalanes de abolengo, sí que las razones históricas y de pasado, les puede suponer peso y darles motivaciones y posiblemente no necesiten más, se puede no compartir, pero es respetable aunque no suficiente.
    Pero el resto es simplemente porque el estado español tiene que querer por igual a sus súbditos o ciudadanos y parece ser que simplemente porque da la casualidad que estas en cierta parte del territorio, resulta que el estado te quiere menos, seas o no seas catalán, piensa que como tú la mayoría de los que están aquí sus orígenes no son catalanes, por lo que a que viene que yo sea menos español que uno que vive en Madrid, sólo por vivir en Barcelona.
    Efectivamente los impuestos se recaudan de la gente, y el estado tiene la obligación de utilizar esos impuestos en clave de población y de desarrollo, es una simple ecuación, no se necesita más. Andalucía es la que más población tiene, es la que más tiene que recibir, Cataluña es la segunda que más población tiene, es la segunda que más tiene que recibir, Madrid la tercera, etc…, esto es así, es una de las maneras en las que se reparte el presupuesto, eso que es simplemente para garantizar que todos los ciudadanos reciben lo mismo del estado, y esta simpleza que todo el mundo entiende, no ocurre, muchas veces se presupuesta tal cosa y acaba el año y no se ha hecho o pagado, etc…, puede ocurrir un año, 2, etc…, pero con Cataluña, ya se ha vuelto costumbre, de no pagarle simplemente lo pactado por la actual Constitución (sí la misma Constitución que tanto hay que defender de los catalanes) o por el presupuesto que hace el propio estado a finales de cada año (es que no cumplen ni lo que ellos mismos firman y aprueban), a Andalucía también le han hecho lo mismo en muchas ocasiones se les ha presupuestado tanto y se les ha dado menos, pero a Andalucía sí que se le ha ido regulando esa desviación cada pocos años (la famosa deuda histórica andaluza) que se dió por pagada en 2010, con Cataluña nunca ha pasado esto.
    Una de las razones de que los catalanes se enfaden es porque el Estado no cumple lo que promete de manera sistemática y eso si te interesa lo puedes comprobar en los propios presupuestos del estado de cada año. Al cabo de un tiempo esa es una de las cosas que generan desafección, que el que te tiene que cuidar no lo hace y es más lo poco que hace lo hace a regañadientes.
    Es más, el indendentismo en Cataluña estuvo a punto de desaparecer y mira justo en que año volvió a repuntar. Es muy fácil encontrar los votos que ha recibido cada formación en las elecciones catalanas y nacionales para ver cual es el punto de inflexión.
    No es casualidad, ni locura, ni una sin razón y el que no lo quiera ver, lo único que aportará es más distancia y ninguna solución de continuidad.

  5. Aún no he encontrado el tiempo suficiente para comentar el artículo, pero vay apor delante otra recomendación:
    http://www.eldiario.es/zonacritica/Cataluna-cerca-lejos_6_54304586.html

    • Si, ya lo habia leido. De todas formas, como tantos artículos que se escriben estos días, los argumentos son “estados de ánimo”: hartazgo, desafección, menosprecio…
      Todo eso, que es objetivamente cierto, yo mismo lo he palpado, no implica tratar de hacer introspección de las razones últimas del hartazgo, que es lo que yo propongo. Las razones últimas que se esgrimen o, al menos, las mayoritarias, se resumen en los 3 puntos que yo he planteado. Por tanto, la contra-argumentación no puede ser insistir en el “no nos entienden”, sino en contestar a quienes rebaten nuestros argumentos.
      Los sentimientos, los que os dedicais a la ciencia, sabeis igual que yo, son los cimientos sobre los que se construye la conducta. Y la razón, muchas veces se supedita a los sentimientos o se utiliza como justificadora de éstos.
      Mis sentimientos de desesperanza son, seguramente, muy similares a los de muchos catalanes, pero como tengo otros contextos, a pesar de vivir en Cataluña y, sufrir, según la argumentación dominante, un expolio, a mí mis contextos me han llevado a buscar otras causas de mi desesperanza. Porque, ojo, a mi no me parece casual que en la época de bonanza el independentismo fuera relativamente minoritario y ahora no. Para mí la desesperanza tiene unos culpables y unas soluciones: la organización del Estado requiere una revisión, pero de forma transversal: independencia y eficiencia judicial, listas abiertas, democracia directa… El problema es que en Cataluña se ha identificado de manera difusa la causa del desaliento pero, muy nítidamente, a unos culpables. Y resulta que esos culpables no están en otro estrato social o en otro grupo de interés, sino en otro territorio. Independientemente de que sean mineros, jornaleros o presidentes de la patronal.

      Ni mas ni menos. Encantado de debatir de sentimientos, que es de lo que se habla en la prensa, pero de lo que hay que hablar, a mi entender, es de razones. De razones económicas, sociales, legales, etc…

      Hasta ahora he recibido bastantes tirones de orejas y algún elogio (más de lo primero) por el post. Pero argumentos que respondan a las preguntas concretas que hago (señaladas entre signos de interrogación) ni uno sólo. No porque no los haya, algunas he leido. Sino porque el debate está enfocado, exclusivamente, en sentimientos y slóganes.

      • Sentimientos aparte. Yo creo que en tiempos de crisis tiene mucho que ver con planteamientos de gasto desmesuradamente imbéciles (léase eje central vs mediterráneo, N-II, conexión del puerto, ave aeropuerto… todas infraestructuras con un retorno de capitalización muy superior a barbaridades como las que se plantean). Tampoco ayuda el pancartismo educacional, con reformas tan desquiciadas como las propuestas de wert. Tiene que ver con no anular duplicidades ministeriales cuando se traspasaron cometencias hace décadas.

        Ya sé que sigue pendiente la respuesta al artículo, però simepre mi pilla a contrapié.

        Gracias por la perseverancia y buenas noches.

        • Antes de nada, gracias a ti, por tomarte la molestia de leer semejante tostón y comentar en él…

          Bien… Sentimientos aparte…una de las cosas que más me llamó la atención cuando llegué a Barcelona era ver que muchas manifestaciones eran convocadas por políticos y con lemas poco concretos. Yo venía de un sitio dónde la gente que se manifestaba lo hacía en contra de sus políticos o, en todo caso, para pedirles a sus políticos algo más bien concreto. Fuera protestar contra la reconversión industrial, para abolir el peaje del Huerna (en Asturias sólo hay una autopista para salir y es de peaje, por contextualizar) o para solicitar la oficialidad del asturiano… Sin embargo, en Cataluña todos los slóganes de las manifestaciones podían sintetizarse en uno… De hecho, ya que hablamos de infraestructuras, el que más me llamó la atención fue este:

          No se pide una cosa concreta, de todas las que hablas. Se pide algo difuso que, además, es imposible de materializar porque, uno no sabemos a qué se refiere y dos su resolución abarca tantas posibilidades que no sabe uno por qué empezar (¿la gestión del puerto?¿de los aeropuertos?¿los trazados de las carreteras?). A qué viene esto… en Asturias, tú le exiges a tu político y tu político le exige a su compañero de partido o a su rival político la reivindicación en cuestión. En Cataluña, que ha tenido muchísima más capacidad de pedir cosas concretas que el resto de comunidades, la dinámica era diferente. Tú sales a la calle con tu político para pedir algo nada concreto que acaba materializándose en traspasos de competencias (es decir, de poder y de capacidad de gestionar más dinero) a ese político que salió a la calle contigo pero que no consiguió tu reivindicación concreta. Y así en un círculo vicioso interminable. Hasta el punto de que, cuando ya no hay competencias que traspasar la dinámica se mantiene. Esta vez para conseguir la independencia. Con lo que ha hecho CiU de bisagra en los gobiernos españoles, podía haber pedido un montón de cosas concretas como las que mencionas y muchas más. En su lugar conseguía más capacidad de gestión, pero sin hacer las cosas concretas con la seguridad de que, además, siempre podía encontrar otro culpable más allá del Ebro.

          La prueba definitiva es lo que está sucediendo ahora… el actual gobierno de Cataluña, tras ser ariete e ideólogo en los recortes, tras varios escándalos de corrupción en los más altos niveles, tras el expolio de la Sanidad y su reparto entre amigotes y tras un sinfin de cosas más, con los peores datos de paro, deuda e insolvencia de la historia catalana y, ojo, amenazando mes si mes también con la suspensión de pagos o con no pagar las nóminas, resulta que va a salir en las elecciones con mejores resultados que en las anteriores… A mi me parece, cuando menos, sorprendente. Y, perdona la licencia, eso es en gran parte que la ciudadanía no fiscalizó jamás a sus propios políticos, sino que siempre estuvo la válvula de escape llamada Madrid. Eso no pasa en ningún otro sitio en el que yo haya vivido… En New Haven le echan la culpa de la inseguridad al gobernador y al alcalde, no al gobierno federal… Porque, o depende de ellos (alcalde y gobernador) o son ellos quienes han de conseguir cosas ante el gobierno federal…

          Lo de Wert y la derechona a mi me parece lamentable tambien, pero eso, desgraciadamente es la democracia. A mi me parece lamentable que en Vic la segunda fuerza política sea PxC…pero la gente, desgraciadamente no vota lo que a mi me gustaría (creo que sólo gané unas elecciones, ahora que lo pienso). Ahora, la disconformidad se combate desde dentro, no rompiendo la baraja. Al menos es como yo entiendo la democracia…

          Un placer poder compartir las reflexiones más allá del circulo habitual. Hasta ahora, aunque con bastante discrepancia, no he encontrado más que cordialidad en las propuestas… y por algo hay que empezar.

          Saludos

          • No seré yo quien defienda a los políticos catalanes, y menos aún los de la última hornada. Los casos de corrupción, amiguismo y mala gestión són para no levantar cabeza. Ahora bien, parece que del otro lado del Ebro se hayan propuesto hacer buenos a estos personajes deplorables. Tan mal lo hacen que nos obligan no a reclamar cosas concretas, sobre las que resultaría fácil sentarse a negociar y no tener que ‘romper la baraja’. Yo tengo que confesar-me de los independentistas de sentimiento. tampoco me considero para nada nacionalista, de hecho, me gustará guardar definitivamente en el fondo de armario la senyera cuando consigamos la independencia. Lo que para mi es inegable es la cantidad de ‘cosas concretas’ que se vienen haciendo para hacer crecer por la vía de la lógica y el razonamiento el numero de independentistas racionales…
            En referncia a ver mucha presencia política en las manifestaciones, aunque no me parece una exclusiva catalana (para nada), tiendo a atribuirlo a la tradición política que históricamente ha mantenido Catalunya. El mismo fenómeno que hace que, en los momentos más bajos de gestión de los partidos políticos, el simple hecho de iniciar un proceso ilusionante, transparente y coherente, pueda hacernos perder la cabeza y olbidar (confío qu elos menos) todas las fechorías que desbordaban del baúl de la ropa sucia. Simplemente, por hacer alguna cosa ‘de profit’.

  6. A pesar de que no te sigo asiduamente, cabe decir que esperaba tu carta. Razones varias no me han permitido dar mi opinión antes, tampoco quería que fuera premeditada. Ya se sabe que es mejor reflexionar antes que escribir barbaridades (aunque sé que para ti algunas reflexiones te lo parecerán). No pretendo convencerte, no es mi intención. Sé que no lo lograré nunca.
    Aunque mi expresión escrita no es mi fuerte, intentaré explicar mi punto de vista, a veces en palabras de otros, otras según mis palabras. Sé que no está del todo ordenado, los pensamientos se aglutinan y ya llevo unos días pensando cómo ordenarlos.
    Iremos punto por punto:
    Para hablar sobre el expolio, déficit, balanzas fiscales, sodomía o cómo lo quieras llamar te adjunto este link: youtube.com/embed/JJQkmRnL…
    Me cansé de los discursos cerriles de una determinada parte de la sociedad española, y que encima, van de liberales y cosmopolitas. Y claro, luego nos llaman insolidarios….
    Tu que dedicas una parte de tus horas de trabajo a la investigación, entenderás la comparación que te voy hacer. Sabes de sobras que se busca la excelencia y para ello se financian proyectos de investigación punteros. Debido a que el dinero para financiarlos es limitante solamente se financian unos pocos. Injusto que no se financie el estudio de la salamandra del Serengeti? puede, pero está claro que no todas las provincias pueden tener una universidad, un hospital general o un aeropuerto….Hay que optimizar los recursos que cada región tenga. Y si, estoy de acuerdo, no es solo sumar y restar, pero los catalanes nos hemos cansado que los números estén en rojo. Ya sabe cómo se ponen los catalanes cuando les tocas el bolsillo….Porqué no podemos tener una hacienda propia para poder administrar nuestros propios recursos?
    No me parece acertado dejar de lado la historia porque luego no se entiende la actualidad. La historia debería ser una y no sesgada, pero está claro desgraciadamente que no se puede ser imparcial. Adjunto un texto que me parece muy interesante y gráfico (tal y cómo me llegó, sin cambiar nada):

    “Los condados catalanes fueron oficialmente formados en el año 987 cuando el conde Borrell II de Barcelona se deshace del vasallaje que unía a Catalunya con Francia (fruto de la protección que ofreció Carlos Martel a Catalunya antes las incursiones musulmanas en la península a partir del 718) y se mantuvieron totalmente independientes hasta 1162, fecha en que se anexaron al Reino de Aragón formando la Corona de Aragón, y organizándose como una federación de estados medievales posteriormente (desde 1139 hasta 1479) respetando las singularidades de cada territorio y desarrollando una estructura política equivalente y similar entre sí: Cortes, Generalidades y Constituciones, coordinando la política exterior conjuntamente.
    Allá por el 1516 se unen las Coronas de Castilla y Aragón por problemas sucesorios en la segunda. Entendería que llegados a este punto, muchos piensen que aquí nace España, pero se equivoca. Se da una unión entre dos Coronas, pero se siguen manteniendo cortes, instituciones políticas, administración pública, lenguas y moneda. Tanto es el sentimiento de NACIÓN de CATALUNYA que en 1640 estalla la Guerra dels Segadors y Pau Clarís proclama la República Independiente de Catalunya en 1641 (no es algo nuevo de ahora señores). ESPAÑA tal y como se conoce (políticamente) nace con Felipe V y sus DECRETOS DE NUEVA PLANTA allá por el 1716 que ya antes había llenado de sangre Barcelona un 11 de Septiembre de 1714.

    Así pues, resumiendo, CATALUNYA SI HA SIDO INDEPENDIENTE. Lo fue 145 años por completo y después aliada con el Reino de Aragón otros 350 años aproximadamente. Conquistó territorios, lucho contra Castilla en varias ocasiones, escribió sus leyes, ganó y perdió guerras, creo su música, sus tradiciones y su carácter luchador.

    Ya está bien de REINVENTAR HISTORIA, esta es la que hay y hay que conocerla. Hay que entender el clamor de un pueblo, su sentimiento de nación y su ansia de libertad. Puede o no compartirse el concepto de independencia, pero JAMAS debe menospreciarse una cultura, pisotearla y manipularla para conseguir votantes o para dividir. YA ESTÁ BIEN.

    Sobre lengua, podríamos hablar del amigo Wert, que nos pone las cosas más fáciles todavía. A veces me da la sensación que los independentistas están en la Moncloa. La españolización ya justifica cualquier acción a favor de la lengua catalana. Y no hablaremos sobre sociolingüista y coexistencia de dos lenguas, dónde siempre una estará por encima de la otra. Por cierto, un dato que leí hace unos meses: un total de 12 familias han pedido la escolarización en castellano de entre unos 50.000 alumnos nuevos en Catalunya este año, todo esto después del revuelo que se creó cuando se decía que no se podían escolarizar en castellano….sin comentarios.

    Sobre la desafección. Existe y existirá. De un lado y del otro. Me gustaría pensar que el hombre es bueno por naturaleza, pero no es así. Como tampoco creo que seamos tan parecidos. No lo somos. No porque nos queramos creer mejores, no, sino porque es de lógica. Tu background o sentimiento asturiano es distinto al de un extremeño o al de un catalán. Ni mejor ni peor, distinto. A cuento de esto adjunto un interesante texto que habla de aceptar la diferencia, escrito por uno de los padres de la tan estimada e inamovible Constitución, el Sr.Miquel Roca Junyent.

    España tiene 17 comunidades autónomas. En quince de ellas el sistema de partidos es idéntico. El poder se alterna entre el Partido Popular y el PSOE. Sólo en dos de ellas, en el País Vasco y Catalunya, este sistema se altera y la posición hegemónica de estos dos partidos queda relegada a posiciones poco relevantes; concretamente, en las últimas elecciones en el País Vasco, en tercera y cuarta posición. Debería concluirse que entre las 15 comunidades que hegemonizan PP y PSOE, y Catalunya y el País Vasco, existe una diferencia. Sería sensato aceptarlo.

    La existencia de partidos propios pone de relieve una fuerte identidad. Sin esta característica la singularidad de partidos no tendría sentido o no sería un fenómeno que resistiera el paso del tiempo o las coyunturas cambiantes. Tanto en el País Vasco como en Catalunya, desde hace muchos años existen partidos propios de fuerte arraigo y de signo nacionalista. Su origen y su razón de ser han sido y son la defensa de la propia identidad. Este es su hecho distintivo. Y, obviamente, el que marca la diferencia con los demás partidos de ámbito estatal. También sería sensato aceptarlo.

    La conclusión más obvia para una diferencia tan largamente consolidada sería la de buscar y otorgar un trato diferente a la diferencia. Esto no ha de ser visto como un privilegio; al contrario, es una exigencia de la libertad. Reconocer y aceptar la diferencia es lo que da sentido a la libertad y a la igualdad. Igualdad para ser como queremos ser; que nadie nos imponga una homogeneización que no respete nuestra propia personalidad. La diferencia no es un capricho; es consustancial al desarrollo libre de la personalidad. La de las personas y de las colectividades.

    Hay un hecho diferencial en Catalunya y en el País Vasco. Aceptarlo es empezar a respetarlo. Todo sería más fácil si esto se produjera; todo resulta más difícil cuando se niega la evidencia. Y la realidad, tozuda, no cambiará por decisiones que nieguen la diferencia. Los hechos lo demuestran. Las elecciones en el País Vasco lo ponen de manifiesto. No hay nada que cohesione más políticamente que la negación agresiva y menospreciadora de la diferencia. Aceptarla es una exigencia de la democracia en libertad.

    Sobre la viñeta, si que creo que cambia sustancialmente el mensaje. Lo hace, porque representa un sentimiento generalizado de Catalunya respecto a la situación que se está viviendo. La gente se cansó y está claro que la coyuntura económica ha ayudado en este proceso.

    Y sobre el Tribunal Constitucional, es vergonzoso que una institución de esta envergadura sea rehén de los intereses partidistas. Cuatro años para dictar sentencia…No me extraña que peligre la confianza constitucional. Se tira por los suelos la legitimidad del Parlament de Catalunya, de las Cortes Españolas y del referéndum. Y si el juego democrático es esto, yo a esto lo llamaría jugar sucio.
    Porque por encima de todo, en política, está la libertad. Preguntar al pueblo “que quiere” no es ilegal, debiera ser de obligado cumplimento. Las constituciones y las fronteras cambian, si no, no existiría la evolución. Para que las sociedades avancen hay que arriesgarse y creo que ha llegado el momento de ser valientes y plantearse la independencia de verdad. Llevamos 30 años intentado explicarnos y no nos han hecho ni caso o no nos han querido entender, así pues, no hace falta esperar otros 30 más. Ahora es el momento y hay que aprovecharlo. El tiempo no se puede detener. Desaprovechar la ocasión de remover los cimientos de un estado, el español, y de una constitución que se supone intocable, me parece irresponsable. Se tiene que abrir un debate, en el que se pueda decidir hacia dónde queremos ir. Y si hay que tocar la constitución, se toca y se hace un referéndum. La soberanía emana del pueblo y es él el que tendría que decidir. Y no hay que tener miedo, sea el resultado que sea, será el de la mayoría. Ya lo decía Sir W. Churchill, “La democracia es el peor de todos los sistemas políticos, con excepción de todos los sistemas políticos restantes.” O este otro: “La democracia es la necesidad de inclinarse de cuando en cuando ante la opinión de los demás.” Y ya que estamos en UK, no puedo dejar de hablar del proceso que se ha abierto entre Inglaterra y Escocia. Cuánto tienen que aprender los políticos españoles!!!
    Está claro que si fuéramos una comunidad sin recursos, ya nos hubieran dado la independencia! Como lo hizo Checoslovaquia con Eslovaquia en los noventa. Queréis la independencia? Tomadla. Y al día siguiente eran también miembros de la UE…me sobren paraules, com diu la cançó

    Curiosamente, todo esto desde tu mismo lado del charco, dónde se pueden avivar unos sentimientos que una pensaba que tenia dormidos, incluso que ignoraba. Será por llevar la contraria? Puede, pero mientras me lo planteo ya he pedido el voto por correo. Esperando poder votar, a pesar de algunos problemillas que la gente está teniendo (no es así en el caso de las elecciones gallegas, curioso…).

    Buenas noches y buena suerte

    • Cordons! Suerte que te has tomado tu tiempo para responder…
      S’agraeixen aportacions complertes com la teva.

    • Hola Itaca,

      Aunque discrepo profundamente, como puedes imaginar, te agradezco el comentario. Dado que le as dedicado tiempo y esfuerzo y, además, lo has escrito de manera sosegada y meditada (como demuestra el hecho de que fuera un mes despues de la publicación del post), la contestación será igualmente dedicada. Estos dias no me queda mucho tiempo para hacerlo, pero antes de que pienses que no contestaré, quería escribirte comprometiéndome a ello. Sólo que necesito un poco de tiempo.

      Un saludo.

    • Bueno, como lo prometido es deuda, ahí va mi contestación…Como va a ser más fácil, iré insertando los puntos claves de tú contestación para hacer la contestación, que preveo será larga, más digerible.

      A pesar de que no te sigo asiduamente, cabe decir que esperaba tu carta.

      No se si nos conocemos, aunque creo haber intuido quién eres. De todas formas, es verdad que si sigues (que no lo se) mi cuenta de twitter o mis posts previos, es fácil hacerse una idea de lo que pienso. No se si yo mismo “esperaba” la carta pero, desde luego, a nadie de los que me conocen le sorprende.

      es mejor reflexionar antes que escribir barbaridades (aunque sé que para ti algunas reflexiones te lo parecerán). No pretendo convencerte, no es mi intención. Sé que no lo lograré nunca.

      No hace falta escribir barbaridades, efectivamente. Tampoco veo el motivo por el cual habrías de escribir barbaridades ante mi carta. La discrepancia siempre es buena y hacer el ejercicio de tratar empatizar con el interlocutor, saludable. Yo tampoco pretendo convencer a nadie. Seguramente no he convencido a nadie (han visto la carta cientos de personas) pero lo que pretendo es que la discusión se lleve al terreno de lo concreto, de la razón, no del eslogan. El eslogan simplifica una realidad bastante compleja (cualquier nacionalismo lo hace, el español el primero). Que cuando uno habla en nombre de algo ha de pararse a pensar…¿ese concepto abstracto en el que yo englobo una idea, representa de forma fidedigna a su correlato real?¿Es España lo que dice Rajoy que es España?¿Es España lo que dice Oriol Pujol que es España?.¿Es déficit fiscal una agravio específico y particular contra Cataluña, algo que se lleva a cabo con deliberada saña? ¿O es algo que sucede en todas aquellas sociedades que creen en redistribuir la riqueza? Luego entraré en los detalles, pero la idea de la carta era esa. Que tomar decisiones legítimas pero basadas en sentimientos con una correspondencia con la realidad, al menos, parcial y subjetiva, lleva a la incomprensión (de la otra parte, con la que también convives). La idea es tender puentes argumentales, no volarlos con la absoluta convicción de que sólo yo estoy en lo cierto.

      Para hablar sobre el expolio, déficit, balanzas fiscales, sodomía o cómo lo quieras llamar te adjunto este link: youtube.com/embed/JJQkmRnL…

      El video no se ve, pero las cifras del expolio y sus argumentos me los se al dedillo. Y sin embargo, fíjate que siendo, por lo visto, victima del expolio yo tambien, no me doy por aludido. Trabajo, vivo, cotizo y gasto en Catalunya (con el paréntesis de este año). No me siento expoliado. Siento que, a mismos impuestos que un asturiano, tengo muchos mas servicios y comodidades. Una mejor sanidad, mejores transportes locales, mejores carreteras, mejores estaciones de Sky (eso tambien es dinero público), mejores trenes, mejor oferta cultural (eso tambien se paga con dinero publico) y así hasta el infinito…
      Tambien hay que ver que las cuentas, como todo en las ciencias sociales, desde la historia a la economia, son sesgables en favor de uno. Mira, aquí hay quien dice que es Catalunya la que le debe dinero al Estado, usando una argumentación concreta… La idea de lo del expolio no son tanto los números como, de nuevo, la simplificación… Lo que yo digo es que hay que pararse a pensar en qué es eso del expolio: como decía en el post, ¿no será que hay más empresas afincadas?¿no será que Asturias o Extremadura están más envejecidas y, por tanto, cotizan menos, debido, precisamente, a la falta de oportunidades que tienen los jóvenes ahí?¿Por qué yo, que estoy en completo desacuerdo con la retórica del expolio, pago a gusto esos impuestos?¿Porque conozco la otra versión de primera mano (y no de mano de los gurús de la economía locales)? Es más, en Asturias el debate de dejar de vivir de las subvenciones es constante…pero no pueden, no hay alternativa económica. Se ha intentado el turismo, se ha intentado con empresas de alta tecnologia (Thyssen, etc)… Pero, de momento, la reconversión industrial de los 80 ha hecho que Asturias pasara de ser una de las regiones más ricas de España, a que haya un éxodo masivo de sus jóvenes. ¿Están nuestros padres y abuelos expoliándonos? Como digo, la realidad es mucho más compleja que las sumas y restas de Mas-Collel y del de las chaquetas de color neón (muy, por cierto, Generación X, con todo lo que eso implica).

      Me cansé de los discursos cerriles de una determinada parte de la sociedad española, y que encima, van de liberales y cosmopolitas. Y claro, luego nos llaman insolidarios….

      Bueno, “la sociedad española”, de nuevo, es algo bastante diverso. Incluso en lo institucional es bastante diversa y se admite la discrepancia en cualquier tema. Del 15M al partido de Mario Conde. Y todas esas Españas, en mayor o menor medida, están representadas institucionalmente. Cataluña, como no podía ser menos, es igual de plural y su pluralidad política de las mayores de España. Sin embargo, a pesar de dicha pluralidad institucional, y esto espero que lo tomes como una confesión y no un delirio, yo siento que, en algunos temas concretos, la discrepancia es considerada traición. No discrepancia. Traición, no a la idea discrepante, traición a toda Cataluña.
      Cosmopolitas en España no somos mucho… la prueba es que estamos debatiendo temas identitarios constantemente y usándolos como arma arrojadiza. Insisto, por ambos lados. Si sigues mis publicaciones o tuits, como das a entender en el primer párrafo, verás que mi “ataque” a Catalunya, no es más que una parte más del ataque a la forma de ver el mundo con ojos locales, en clave nacional (de Estados-nación). Yo estoy en otras cosas, pero eso no quita que, independientemente de lo que pienso de España (que se parece mucho a aquella “broma” que hizo el difunto Rubianes), por lo que no paso es que haya “naciones” mejores que otras y, parece, contra la que me toca argumentar en mi espacio cotidiano, son los mitos de la nación catalana. Tan mitos como los de la España indivisible.

      Tu que dedicas una parte de tus horas de trabajo a la investigación

      Ok, parece que me conoces…

      está claro que no todas las provincias pueden tener una universidad, un hospital general o un aeropuerto….Hay que optimizar los recursos que cada región tenga. Y si, estoy de acuerdo, no es solo sumar y restar, pero los catalanes nos hemos cansado que los números estén en rojo. Ya sabe cómo se ponen los catalanes cuando les tocas el bolsillo….Porqué no podemos tener una hacienda propia para poder administrar nuestros propios recursos?

      Volviendo a lo de antes… el problema no es “los números rojos”. El problema es que la pregunta está mal formulada. La pregunta que cualquier ciudadano se ha de hacer es si a misma carga impositiva recibe mismos servicios. Que “Cataluña” pague más impuestos es una falacia (en el sentido argumental). El tipo impositivo para un nivel de ingresos concreto es el mismo en todo el Estado (y si hay que culpar a alguien de alguna diferencia en el tramo autonómico, es al gestor autonómico). Si, en global, “Cataluña” paga más impuestos es por una razón… la renta media de Cataluña es superior al resto de España (con las excepciones ya conocidas de Madrid y Baleares). Esa “falacia” es la clave de todo. Cataluña no hace una sola declaración de la renta. Cataluña hace millones de declaraciones de la renta. Insisto, en cualquier sistema complejo, desde una familia hasta un laboratorio de investigación, si sólo nos fijamos en el output global no atendemos a que dentro de ese sistema complejo la aportación de cada elemento puede ser desigual. El output de mi laboratorio puede ser de 10 papers al año. El del laboratorio de al lado de 3 papers al año. ¿Se merecería mi laboratorio más financiación, como laboratorio y para todos y cada uno de sus integrantes, si los 10 papers los he publicado yo?¿Tiene derecho mi compañero de poyata, que no da un palo al agua, a reivindicar más financiación en base a que su laboratorio publica más que el de al lado? Los recursos son finitos y hay que distribuirlos (si creemos en la redistribución de la riqueza), pero tambien hay que tratar de analizar críticamente qué porcentaje de esa aportación es mía en concreto o si eso que reclamo, en realidad, pertenece a Gas Natural, Planeta, Nissan, Acciona… (empresas que, efectivamente, no se afincarían jamás en Asturias). El pegamento que une ese paso argumental tan falaz se llama nacionalismo. Cuatro elementos identitarios básicos (religión, territorio, historia y lengua) han hecho que la gente, a lo largo de la historia, fuera a la guerra por sus reyes o papas o se mataran los unos a los otros dentro de los paises. Y ninguno de ellos, en realidad, es ni condición necesaria ni suficiente para ser Estado. Cuando alguien empieza las frases en plan “los catalanes son…”, “España es…” me da un sarpullido grande. Reducciones al absurdo bastante poco útiles para hacer política en el dia a dia y bastante peligrosas para hacer política a largo plazo.

      los catalanes nos hemos cansado

      Voy a hacer especial énfasis en esta frase… ¿Qué catalanes están cansados?¿Entro yo dentro de “catalán”?¿Catalanes son los que votan a Ciutadans o los que votan a CiU? Esa frase resume todo lo que yo trato de contra-argumentar. Que las explicaciones de la realidad son mucho más complejas. Y que los matices son importantes. Y más cuando se juega el bienestar de todo el mundo (al menos a corto plazo).

      No me parece acertado dejar de lado la historia porque luego no se entiende la actualidad

      Respecto a la historia. Sin querer ser muy exhaustivo. Ese texto que pones me parece muy bien. Sin embargo, no se entiende por qué el propio Rafael Casanova, en su bando a la ciudad de Barcelona el dia 11 de Septiembre de 1714, habla ya de defender España. Un fragmento, el completo está en el enlace:

      Se hace también saber, que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus cargos, explican, declaran y protestan los presentes, y dan testimonio a las generaciones venideras, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, quejándose de todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida Patria, y extermine todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados y todos en esclavitud del dominio francés; pero así y todo se confía, que todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados, a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España

      Ese es el señor al que se honra cada 11 de Septiembre con un ramo de flores.

      Pero es que además, extrapolar episodios históricos es tambien reduccionista. ¿Acaso una sociedad eminentemente feudal en la que un “consejo de Ciento”, formado por nobles (aquello no era una democracia en la que los ciudadanos libres fueron despojados de su libertad ni nada que se le parezca) peleaba contra o a favor dos casas reales que, no es que no fueran “españolas” es que tenian media Europa (echar un ojo a las genealogías de los reyes es muy ilustrativo) y una era de origen francés y la otra de origen alemán. Cuando en España se habla del imperio “español” tambien da la risa. Era un imperio de la casa de Habsburgo en el que, los colonizadores de los territorios fueron mayoritaria y circunstancialmente españoles. Ese imperio no fue un “emprendimiento” español. Fue un emprendimiento de una familia de nobles con mucho poder que gobernaban, entre otros sitios, gracias a la fuerza militar, en “España” y, por tanto, sus ejércitos, colonos, esclavos y demás gente, eran españoles. Y, ojo, lo mismo para la otra Corona y su consejo de Ciento. Nada más lejos que el concepto que tenemos hoy de “soberania popular” y, por tanto, usar esos avatares históricos, sin relación real con el “ciudadano” (concepto que, a buen seguro, no significaba lo mismo en la polis de Aristóteles que en la era de internet) ni es útil ni legitima ninguna reivindicacion.

      creo su música, sus tradiciones y su carácter luchador.

      Perdón de nuevo por insistir… pero “Cataluña” no creó nada. Las cosas las crea gente concreta. Seguro que en Cataluña hay gente creadora e inútiles redomados. El carácter, lo mismo… Seguro que hay menos luchadores que luchadores, también en Cataluña.

      Ya está bien de REINVENTAR HISTORIA, esta es la que hay y hay que conocerla. Hay que entender el clamor de un pueblo, su sentimiento de nación y su ansia de libertad. Puede o no compartirse el concepto de independencia, pero JAMAS debe menospreciarse una cultura, pisotearla y manipularla para conseguir votantes o para dividir. YA ESTÁ BIEN.

      Sólo hay que leer el bando de Rafael Casanova para entender que, como poco, en Catalunya también se reinventa la historia de vez en cuando. Al menos, se le pone un poquito de sal, un poquito de pimienta, hasta que quede al gusto.
      El clamor del pueblo… volvemos… Ni todo el pueblo, ni tan clamor. Una parte del pueblo es un clamor. Otra parte es un clamor, pero al revés. Y la mayoría ni chicha ni limoná. Yo tambien me considero “pueblo” y camino por Barcelona con bastante libertad (incluso para recibir agradecido toda la información institucional en catalán, como manda la ley) y, como yo, mucha gente y, dada la atribución del clamor al pueblo quiere decir que, o bien no se me cuenta como pueblo o bien no se me cuenta como catalán. A no ser que ser catalán sea asumir, a pies juntillas, el clamor. Que es, precisamente, por lo que escribo la carta.

      Sobre lengua, podríamos hablar del amigo Wert, que nos pone las cosas más fáciles todavía. A veces me da la sensación que los independentistas están en la Moncloa. La españolización ya justifica cualquier acción a favor de la lengua catalana. Y no hablaremos sobre sociolingüista y coexistencia de dos lenguas, dónde siempre una estará por encima de la otra. Por cierto, un dato que leí hace unos meses: un total de 12 familias han pedido la escolarización en castellano de entre unos 50.000 alumnos nuevos en Catalunya este año, todo esto después del revuelo que se creó cuando se decía que no se podían escolarizar en castellano….sin comentarios.

      No entraré a hablar del amigo Wert, ahora que nos ha deleitado con algunas más de sus gilipolleces. Nunca me perdonaré esto que voy a hacer, pero exactamente esto es lo que decía el polémico borrador del peor ministro de Cultura, so far:

      2. En las Comunidades Autónomas que posean, junto al castellano, otra lengua oficial de acuerdo con sus Estatutos, el uso de las lenguas deberá acomodarse lo siguiente:

      a) Las administraciones educativas garantizaran en todas las etapas educativas obligatorias que las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas, de manera que se procure el dominio de ambas lenguas oficiales por los alumnos, sin perjuicio de la posibilidad de incluir lenguas extranjeras.

      b) Corresponde a las Administraciones educativas determinar la proporción que proceda en el uso del castellano y la lengua cooficial como lenguas vehiculares en el sistema educativo, en atención al estado de normalización lingüística.

      c) Las Administraciones educativas podrán otorgar, en función del estado de normalización lingüística en sus territorios, un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que en ningún caso pueda suponer de hecho la exclusión del castellano.

      d) Mientras no se realice la determinación a que se refiere el párrafo anterior, los padres o tutores tendrán derecho a escoger la lengua vehicular de la enseñanza que reciban sus hijos. Cuando, como consecuencia de dicha falta de determinación, no exista oferta docente pública o concertada en la lengua vehicular elegida en la localidad de residencia de los alumnos, los padres o tutores podrán optar por escolarizar a sus hijos en centros privados, correspondiendo a la administración educativa sufragar los gastos de escolarización.

      Quitando la estupidez del último párrafo, digamos que en esa ley que, como todo el mundo sabe, se podría interpretar de forma muy variable, cabe perfectamente el sistema educativo actual catalán. Sin embargo, nos la han vuelto a meter doblada gracias al nacionalismo. A CiU le sirve para “hacer un frente comun” y a Wert le sirve para aglutinar a la masa essssssspañola y criticar a “los catalanes”. Cuando lo principal de dicha ley es que se beneficia descaradamente a la educacion concertada por encima de la pública. Interesa debatir lo accesorio, aunque no cambie en nada lo que ya existe.
      Nunca pensé que me vería argumentando para “defender” a Wert, pero es que hay mucho eslogan, repito, mucho a priori.

      Por seguir comentando tu párrafo… si sólo 12 familias han pedido la escolarización en castellano yo no acabo de entender muy bien de dónde salen los 300.000 votantes de Ciutadans y los de el PP… Más bien, diría yo, que sólo 12 familias han asumido los costes procesales y personales de ir contra viento y marea a toda costa. El objetivo, creo que coincidiremos, no es que se hable sólo catalán en la escuela. El objetivo es que todo el mundo sepa hablar catalán, castellano e, (uy si fuera verdad), inglés. Como se llegue a eso, efectivamente, debe ser un debate en el que el Estado central, en mi opinión, no ha de decir gran cosa. Sin embargo, si se garantizase que todo el mundo habla, escribe, entiende y usa con normalidad los 2 idiomas oficiales, ¿qué problema hay en que se den parte de las clases en castellano tambien? Yo constato que todo el mundo habla ambas lenguas igual de bien. Constato que todo el mundo las entiende igual de bien. Y que todo el mundo las escribe igual de mal. Pero ojo, el objetivo es que todo el mundo las hable, escriba, entienda y use. No que todas las clases sean en catalán. Es un matiz importante. Ahora, por decir estas cosas, desde el respeto absoluto a las decisiones de la mayoria, puedes ser un altísimo traidor.

      Sobre la desafección. Existe y existirá. De un lado y del otro. Me gustaría pensar que el hombre es bueno por naturaleza, pero no es así. Como tampoco creo que seamos tan parecidos. No lo somos. No porque nos queramos creer mejores, no, sino porque es de lógica. Tu background o sentimiento asturiano es distinto al de un extremeño o al de un catalán. Ni mejor ni peor, distinto. A cuento de esto adjunto un interesante texto que habla de aceptar la diferencia, escrito por uno de los padres de la tan estimada e inamovible Constitución, el Sr.Miquel Roca Junyent.

      Lo unico que tengo que añadir a eso es que, efectivamente, somos distintos, pero eso no quiere decir que no podamos convivir institucionalmente. Más distinto es un ciudadano español de origen chino de mí y bien que convivimos en el mismo marco legal. Otra cosa es el marco cultural. Él tiene el suyo y yo el mio y podemos vivir los dos en la calle Uria de Oviedo que eso no cambiará…Es decir, tampoco eso es razón. Es más, ya me gustaría a mi que Europa fuera una democracia con todas sus instituciones y leyes para ver si la inclusión en un marco legal común al resto de europeos hace que tengamos tambien sus virtudes democráticas y no nos chupemos sólo su dinero a cambio de prebendas a sus instituciones no-democráticas (como sus instituciones financieras).

      España tiene 17 comunidades autónomas. En quince de ellas el sistema de partidos es idéntico. El poder se alterna entre el Partido Popular y el PSOE. Sólo en dos de ellas, en el País Vasco y Catalunya, este sistema se altera y la posición hegemónica de estos dos partidos queda relegada a posiciones poco relevantes; concretamente, en las últimas elecciones en el País Vasco, en tercera y cuarta posición. Debería concluirse que entre las 15 comunidades que hegemonizan PP y PSOE, y Catalunya y el País Vasco, existe una diferencia. Sería sensato aceptarlo.

      Aquí me vas a permitir una discrepancia más seria… Que CiU y el PNV sean mayoritarios en Catalunya y Pais Vasco no implica que sus dirigentes sean muy diferentes ni que sus ciudadanos tengan unas ideas muy dispares. Sólo implica que hay unas familias de poder con status diferenciado y siglas diferentes. Eso pasa en todas las comunidades…las familias de poder son diferentes en Andalucia y Asturias, pero las siglas sólo les definen y las prebendas se reparten del mismo modo. Por otro lado, ese párrafo obvia que en todas las comunidades hay otros partidos diferentes a PP y PSOE con representacion politica, en algunos casos, importante o mayoritaria. Otra cosa es que no se conozcan en Cataluña: desde EL BNG al PAR, Partido Andalucista, Foro Asturias, Compromis, etc, etc…Pero si, es sensato aceptar que el reparto de poder en Cataluña y Pais vasco incluye partidos políticos que representan, de la misma manera que los “hegemónicos” en el resto de España, unos intereses de clase concretos y, por cierto, bastante similares a los de aquellos de quienes dicen diferenciarse.

      La existencia de partidos propios pone de relieve una fuerte identidad. Sin esta característica la singularidad de partidos no tendría sentido o no sería un fenómeno que resistiera el paso del tiempo o las coyunturas cambiantes. Tanto en el País Vasco como en Catalunya, desde hace muchos años existen partidos propios de fuerte arraigo y de signo nacionalista. Su origen y su razón de ser han sido y son la defensa de la propia identidad. Este es su hecho distintivo. Y, obviamente, el que marca la diferencia con los demás partidos de ámbito estatal. También sería sensato aceptarlo.

      Me remito a mi anterior párrafo. La existencia de partidos diferentes, obviamente, traduce un clima politico diferente. Pero lo que ICV hace en Catauña se puede homologar a lo que hace IU en España. Lo que hace CiU en Cataluña se puede homologar a lo que hace el PP, el PSC es PSOE, ERC viene a ser el UpyD de España (de izquierdas o derechas dependiendo el momento y nacionalistas como bandera)… En fin, que la única variable es el nacionalismo que, obviamente, en España es nacionalismo español (PP, PSOE, UPyD, IU) y en Cataluña el nacionalismo catalán (CiU, ERC, ICV, CUP)

      La conclusión más obvia para una diferencia tan largamente consolidada sería la de buscar y otorgar un trato diferente a la diferencia. Esto no ha de ser visto como un privilegio; al contrario, es una exigencia de la libertad. Reconocer y aceptar la diferencia es lo que da sentido a la libertad y a la igualdad. Igualdad para ser como queremos ser; que nadie nos imponga una homogeneización que no respete nuestra propia personalidad. La diferencia no es un capricho; es consustancial al desarrollo libre de la personalidad. La de las personas y de las colectividades.

      Hay un hecho diferencial en Catalunya y en el País Vasco. Aceptarlo es empezar a respetarlo. Todo sería más fácil si esto se produjera; todo resulta más difícil cuando se niega la evidencia. Y la realidad, tozuda, no cambiará por decisiones que nieguen la diferencia. Los hechos lo demuestran. Las elecciones en el País Vasco lo ponen de manifiesto. No hay nada que cohesione más políticamente que la negación agresiva y menospreciadora de la diferencia. Aceptarla es una exigencia de la democracia en libertad.

      Completamente de acuerdo, siempre y cuando esa diferencia, esa “libertad” respete tambien las “diferencias y libertades” identitarias de esa enorme minoria que ha nacido, vive, trabaja y cotiza en Catalunya y no quiere comulgar con todos y cada uno de los preceptos del nacionalismo catalán oficial. Yo haría una república confederal asimétrica, que incluya en la confederación a entidades superiores (UE, ONU…) con poderes concretos y limitados dependiendo de la escala de actuación necesaria.
      El único pero es que no comulgo con que la organización política haya de depender de la identidad o del territorio exclusivamente. Hay otros valores que introducir en los principios de ciudadania. En el enlace queda mas o menos claro.

      Sobre la viñeta, si que creo que cambia sustancialmente el mensaje. Lo hace, porque representa un sentimiento generalizado de Catalunya respecto a la situación que se está viviendo. La gente se cansó y está claro que la coyuntura económica ha ayudado en este proceso.

      Pues mira, parece ser que el autor hizo dos viñetas… una más matizada que la otra… se puede observar porque en la viñeta ampliada hay unas banderas que entran en la viñeta superior que, sin embargo, no se ven en la viñeta reducida. De todas formas esa viñeta me llegó desde una fuente muy independentista, asi que si la enviaron manipulada, para que, en una de las versiones parecieran “los españoles” los criticadores y no sólo Rajoy, no tengo claras las intenciones.

      Y sobre el Tribunal Constitucional, es vergonzoso que una institución de esta envergadura sea rehén de los intereses partidistas. Cuatro años para dictar sentencia…No me extraña que peligre la confianza constitucional. Se tira por los suelos la legitimidad del Parlament de Catalunya, de las Cortes Españolas y del referéndum. Y si el juego democrático es esto, yo a esto lo llamaría jugar sucio.

      Completamente de acuerdo… la justicia ha de ser un poder meritocrático y completamente aislado del poder representativo. Pero el problema del Constitucional es de concepto, no sólo una institución anti-catalana. También ahí hay que matizar.

      Preguntar al pueblo “que quiere” no es ilegal, debiera ser de obligado cumplimento.

      Esto me parece muy bien… como decian los Piratas en su spot, “dret a decidir… a decidir-ho tot”. El problema es el concepto “pueblo”. Ya que es dificil que “Cataluña” decida algo que no sólo les afecta a ellos y que, además, no se saben los términos específicos del arreglo (quien se queda la deuda, cuánta, qué pasa con la UE, que pasa con los funcionarios del Estado y así mil cosas). Porque lo del dret a decidir está muy bien, pero antes habría que hablar de en qué condiciones, con qué acuerdo, etc… Mas que nada por una razón simple que quedó clara en la campaña. Que los ciudadanos han de escoger sabiendo qué les espera. Por poner un ejemplo paradigmático… parece que el 51% de los catalanes querrían un Estado propio dentro de la UE. Si salen de la UE ese porcentaje baja al 35%. Según apunta todo, Catalunya saldría, inmediatamente de la UE y del euro… Es decir, el dret a decidir, por supuesto. A decidir informats debidament, no amb eslógans de manifestació que es demostra que no son certs.

      Porque por encima de todo, en política, está la libertad. Preguntar al pueblo “que quiere” no es ilegal, debiera ser de obligado cumplimento. Las constituciones y las fronteras cambian, si no, no existiría la evolución. Para que las sociedades avancen hay que arriesgarse y creo que ha llegado el momento de ser valientes y plantearse la independencia de verdad. Llevamos 30 años intentado explicarnos y no nos han hecho ni caso o no nos han querido entender, así pues, no hace falta esperar otros 30 más. Ahora es el momento y hay que aprovecharlo. El tiempo no se puede detener. Desaprovechar la ocasión de remover los cimientos de un estado, el español, y de una constitución que se supone intocable, me parece irresponsable. Se tiene que abrir un debate, en el que se pueda decidir hacia dónde queremos ir. Y si hay que tocar la constitución, se toca y se hace un referéndum. La soberanía emana del pueblo y es él el que tendría que decidir. Y no hay que tener miedo, sea el resultado que sea, será el de la mayoría. Ya lo decía Sir W. Churchill, “La democracia es el peor de todos los sistemas políticos, con excepción de todos los sistemas políticos restantes.” O este otro: “La democracia es la necesidad de inclinarse de cuando en cuando ante la opinión de los demás.”

      Los cimientos del Estado español necesitan un meneo y la constitucion un arreglo integral… creo que, nuestra única discrepancia está en que, o se puede cambiar para seguir en un sistema mas satisfactorio y hacerlo juntos o se puede romper la baraja con consecuencias impredecibles para ambas partes.

      Y ya que estamos en UK, no puedo dejar de hablar del proceso que se ha abierto entre Inglaterra y Escocia. Cuánto tienen que aprender los políticos españoles!!!

      En eso estamos de acuerdo con otro matiz… yo creo que, desde una perspectiva unionista, la mejor forma de desactivar la escalada independentista es, aceptar una consulta y poner todos los medios para que la gente se sienta satisfecha en España y, a la vez, informar de todas las desventajas que podria tener la independencia. El matiz es, mas bien, una pregunta… Los políticos ingleses parecen muy nobles y altos de miras…sin embargo, ¿por qué si aceptan una consulta independentista en Escocia y no en Irlanda del Norte?No sólo eso, ¿por qué tienen al ejército en Irlanda del Norte y en Escocia permiten la consulta? Por dos razones grandes a mi entender: porque saben que la de Escocia la tienen ganada, ya que los escoceses ni son tan independentistas ni quieren salir de Europa y porque saben que la Irlandesa la tienen perdida porque los irlandeses sí son independentistas mayoritariamente y, además, como se unirían al resto de Irlanda (no quedarían como país independiente), entrarían a formar parte de la UE automáticamente (igual que la Alemania del Este entró al unificarse Alemania). El matiz, creo, tambien es importante.

      Está claro que si fuéramos una comunidad sin recursos, ya nos hubieran dado la independencia! Como lo hizo Checoslovaquia con Eslovaquia en los noventa. Queréis la independencia? Tomadla. Y al día siguiente eran también miembros de la UE…me sobren paraules, com diu la cançó

      Yo no tengo tan claro que “España” dejara independizarse a Galicia, por ejemplo, que no tiene recursos. O a Asturias… Y, por cierto, Checoslovaquia se deshizo en el año 1992 y ambas, Chequia y Eslovaquia, entraron en la UE en 2004. Cataluña, sin embargo, forma parte de Europa, saldría de Europa, deberia pedir permiso para entrar y tendría que ser aceptada por unanimidad… Ojo, no es lo mismo.

      Curiosamente, todo esto desde tu mismo lado del charco, dónde se pueden avivar unos sentimientos que una pensaba que tenia dormidos, incluso que ignoraba. Será por llevar la contraria? Puede, pero mientras me lo planteo ya he pedido el voto por correo. Esperando poder votar, a pesar de algunos problemillas que la gente está teniendo (no es así en el caso de las elecciones gallegas, curioso…).

      Bueno, supongo que, al final, igual que yo, no pudiste votar y te quedaste con las ganas. Es indignante como país que se infrinja de forma flagrante un derecho democrático. Pero eso, lejos de ser algo “contra los catalanes”, dado que yo no voto lo mismo que tú, es algo culpa de USPS (el tracking del paquete es muy revelador…salió el dia 11 de Noviembre de España y se quedó estancado en Florida semanas, hasta que llegó hace 3 dias).

      Creo que he escrito la brasa mas grande de toda mi vida. Pero si alguien entra en mi blog y hace ese esfuerzo argumental, que menos, aunque discrepemos profundamente, que contestar adecuadamente, aunque sea mucho despues.

      Un saludo

  7. Carta a mis amigos catalanes… | ANTROPOSCOPIO Gracias por compartir con todos nosotros toda esta practica información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este blog.

  8. Carta a mi amiga desconocida. Toda la argumentación que has dado, un poco subjetiva (y no racional) por otro lado, se basa en bastantes, quizás, un poco, demasiado, etc… Mi consejo es que los dejes de lado y si quieres hablar de economía pongas datos encima de la mesa. 16% población catalana, respecto al total de España, 20% PIB catalán respecto al 100% estatal, 24.3% ingresos fiscales(IVA, IRPF, IS) respecto al 100% del estado 41.7% del total de la recaudación del impuesto del patrimonio respecto al total del estado, transferencias recibidas por parte del estado a Catalunya 10%, y dentro de este 10% hay partidas tan útiles para Catalunya como el congreso de los diputados, el senado o la casa real. Estos datos dan el por otro lado la famosa cifra de 16000 millones de euros de déficit comercial. Los datos no son comparables con ninguna otra región en el mundo. Dejando la economía por que al ser hijo de madre catalana soy sospechoso de ser un agarrado, hablemos de marcos legales jurídicos, etc. La gente quiere votar un referéndum. Desde cuando da miedo la democracia? preguntarle a la gente no ha de dar miedo. Un referéndum en el que también se puede votar no a la escisión, eh? Que pasa con la Constitución Española (CE), si la CE ha de servir para coartar la voluntad de sus ciudadanos a mi no me sirve, y recuerdo que tampoco la voté (aún no había llegado al mundo). El tribunal constitucional (que no ponga mayúsculas no es fortuito, si me lo permites) declaro inconstitucional un estatuto de autonomía que tras haber pasado por el trámite parlamentario (congreso de los diputados) fue recortado sobradamente, y pese a todo fué ratificado por referéndum por el pueblo de Catalunya!! Por lo que me sorprende de verás que digas que no entiendes los motivos, o directamente que no los hay. Me he cansado de escribir, aquí lo dejo no porque no tenga más argumentos, pese a todo te agradezco el blog. Cuesta encontrar blogs donde la gente no se insulte de buenas a primeras gracias al anonimato que ofrece un teclado de ordenador. Espero no haberte aburrido. Tu a mi un poco si.

    • Hola Franz,

      La carta está dirigida a mis amigos porque saben de que pie cojeo, saben leer entre líneas y saben a cuento de que vienen los matices, pero estoy encantado con que entre gente de fuera y aporte, aunque lo que aporte no se ciña estrictamente a lo que yo escribo ni aunque lo que aporte obvie los argumentos propuestos. iré párrafo por párrafo, para ver si logramos enfocar el debate…

      Carta a mi amiga desconocida. Toda la argumentación que has dado, un poco subjetiva (y no racional) por otro lado, se basa en bastantes, quizás, un poco, demasiado, etc… Mi consejo es que los dejes de lado y si quieres hablar de economía pongas datos encima de la mesa.

      Lo de la amiga desconocida no se a qué se refiere exactamente, pero no nos detendremos en lo accesorio. La primera crítica es formal: subjetivo no es incompatible con racional, los “datos” no son necesariamente “objetivos”. Tampoco en economía. Porque, en realidad, los datos, como tantos otros elementos de la realidad, ciencia incluida (llamar ciencia a la Economía es mucho llamar), tienen sesgos, matices. Esos datos como verdad absoluta tambien tienen matices, que es, exactamente, lo que no has entendido del post. Que los datos por sí solos no valen nada si no se tiene el contexto: cómo se obtienen, quien los difunde, que datos alternativos hay, cómo se han medido, quién los ha recogido… Gracias por el “consejo”, igualmente.

      16% población catalana, respecto al total de España, 20% PIB catalán respecto al 100% estatal, 24.3% ingresos fiscales(IVA, IRPF, IS) respecto al 100% del estado 41.7% del total de la recaudación del impuesto del patrimonio respecto al total del estado, transferencias recibidas por parte del estado a Catalunya 10%, y dentro de este 10% hay partidas tan útiles para Catalunya como el congreso de los diputados, el senado o la casa real.

      Ahí empieza el meollo. El mantra repetido hasta la saciedad… Como si no supiera de la existencia de esos datos con la matraca que dan los nacionalistas cada día… Y ahora a ver si entiendes lo que yo quiero decir. Primer error: el 16% de la población catalana no produce el 20% de la riqueza española de forma equitativamente repartida. La poblacion catalana llamada “Jose Manuel Lara” o “Isidre Fainé” producen bastante representan una 48 millonesima parte de la poblacion española y, seguramente, un porcentaje varias veces superior de la riqueza española. Si ese es el juego, perfecto, abolimos los impuestos y su redistribución. Ahora, lo que no me puedes vender, amigo, es que tú (y muchos de tus conciudadanos) produces parte de la riqueza de Faine, aunque no te dediques, ni de lejos a lo que él hace. Es decir, lo único que quiere decir ese dato tuyo es que en Cataluña hay más ricos, más empresas o mejores sueldos que en el resto de España. Ni más ni menos. Como prueba está que el mismo argumento lo pueden utilizar los madrileños. Por eso yo digo que lo que se ha de medir no es el procentaje de lo que aporto y recibo sino si a igual aportacion PERSONAL tengo derecho a los mismos servicios. Tuvisteis la suerte de caer en un territorio rico, eso no os hace mejores ni mas trabajadores. Eso os hace, simplemente, vecinos de más ricos.

      Por otro lado, el Senado o la Casa Real son tan útiles para Cataluña como para Soria… o son útiles o no lo son, pero no son especialmente inútiles para los catalanes. Si ese es el debate, centradlo ahí, no enmarañado con un magma de reivindicaciones imprecisas.

      Estos datos dan el por otro lado la famosa cifra de 16000 millones de euros de déficit comercial. Los datos no son comparables con ninguna otra región en el mundo.

      Como sabes, esos datos provienen de una forma concreta y, por supuesto, con sus sesgos, de calcular el déficit… pero seguro que sabes que hay otras formas de calcular déficits. Quizá esté bien leer a otros:

      http://www.sintetia.com/existe-injusticia-fiscal-en-el-trato-del-estado-a-cataluna-replica-a-xavier-sala-i-martin/

      Respecto a lo de “ninguna región en el mundo”. Sin ir más lejos y utilizando exactamente la misma vara de medir que usa Mas-Colell, Madrid tiene más déficit fiscal que Cataluña. Pero ojo, me gustaría saber el déficit fiscal de la ciudad de Nueva York con respecto al Estado Federal de los EEUU… seguro que es varios órdenes de magnitud superior. Si no has oido hablar de ello probablemente sea porque la gente sabe que ese argumento es falaz. No se puede considerar la riqueza de la gente de una región sumando la riqueza total y dividiendo por número de habitantes. ¿Acaso si yo tengo 1000 y tu 0, los dos aportamos 500?

      Dejando la economía por que al ser hijo de madre catalana soy sospechoso de ser un agarrado, hablemos de marcos legales jurídicos, etc. La gente quiere votar un referéndum. Desde cuando da miedo la democracia? preguntarle a la gente no ha de dar miedo. Un referéndum en el que también se puede votar no a la escisión, eh? Que pasa con la Constitución Española (CE), si la CE ha de servir para coartar la voluntad de sus ciudadanos a mi no me sirve, y recuerdo que tampoco la voté (aún no había llegado al mundo).

      “La gente” no son datos… pero asumiré que es verdad que “la gente” quiere votar un referendum si nos atenemos a los resultados de las elecciones. Dicho esto… referendum no es igual a democracia. Votar no es igual a democracia. Elecciones no es igual a democracia. Preguntar no es igual a democracia. Una democracia es un sistema político complejo en el que se requieren, según la teoría política clásica, 3 requisitos que se resumen en la siguiente frase:
      Democracia es un sistema político, en el que la ciudadanía participa de forma directa o representativa, en la formulación de leyes que se atengan a un marco jurídico que respete los derechos humanos.

      Nótese una cosa imprescindible: marco jurídico y derechos humanos. Si “la ciudadanía” quiere votar algo que va en contra de los derechos humanos, por más que quieran no es democrático. Si los ciudadanos quieren votar algo al margen de un marco jurídico, tampoco es democrático votar. Porque a Cataluña le ha dado por votar un referendum (qué referendum más curioso en el que sólo vota una parte de la ciudadanía…) sobre la independencia, pero a Madrid le puede dar por votar no pagar impuestos, a Murcia por restringir el acceso de la gente de color, a Asturias por pedir que la gente apoye al Real Oviedo obligaoriamente… oye, por votar que no quede…¡eso es lo democrático!. No hay democracia sin marco jurídico y el plenteamiento actual del referendum no se atiene a ese marco. Yo creo que estaría bien empezar porque el tema se debatiera en Las Cortes que, hasta ahora, nadie ha llevado la propuesta. A ver qué hacen Duran y el PSC por ejemplo…

      La Constitución Española, como todo en una democracia (con todas sus imperfecciones, por supuesto, se puede cambiar. Pero para eso hay que seguir los pasos democráticamente. No es un texto sagrado, es, de nuevo, un marco jurídico. Si se quiere cambiar (yo tambien querría, pero en otro sentido) se ha de convencer a los conciudadanos para que haya una mayoria de 2/3 que la quiera cambiar… Ahora todo el mundo se rasga las vestiduras y muchos de nosotros no estábamos vivos, pero resulta que en Cataluña, esa constitución, sacó mejores porcentajes de aceptación que en Madrid… ¡qué cosas!.

      http://www.infolaso.com/politica1/35-elecciones-en-espana/715-constitucion.html

      El tribunal constitucional (que no ponga mayúsculas no es fortuito, si me lo permites) declaro inconstitucional un estatuto de autonomía que tras haber pasado por el trámite parlamentario (congreso de los diputados) fue recortado sobradamente, y pese a todo fué ratificado por referéndum por el pueblo de Catalunya!!

      No seré yo quien justifique al Tribunal Constitucional como concepto y su organización. Porque no es un tribunal, porque no es un poder independiente del legislativo y porque es básicamente innecesario. Pero ay los matices… De 221 artículos, 14 fueron declarados incostitucionales y en 8 se hizo una interpretación restrictiva de los mismos. Yo diría que, en gran parte, el Estatuto es “Constitucional”. Pero si el pueblo de Cataluña intenta colar artículos que no están acorde con el marco jurídico establecido, pues da igual lo que vote el pueblo de Cataluña… remitamonos a la definición de democracia.Por cierto, referendum en el que votó sí el 73% del 49% de “gente” que fue a votar. Es decir, fue ratificado por un 36% de la poblacion (previo a la intervención del Constitucional y siendo un estatuto avalado por el 90% del Parlamento – 120 contra 15 -, lo cual dice mucho de la representatividad de éste).

      Por lo que me sorprende de verás que digas que no entiendes los motivos, o directamente que no los hay.

      Nada de lo que has dicho es algo que no supiera ya. No, no entiendo los motivos. No entiendo cómo tantísima gente puede estar convencida con datos tan endebles, tan sesgados y tan interesados sin hablar de los detalles, de los casos concretos, de los matices, de las consecuencias… Pero quizá es por eso, porque se trata de una posición a priori, que no comparto, a la que se viste con un argumentario apropiado para conseguir ese “a priori”. Como la posición política, más cuando estamos hablando de una causa nacional, no tiene nada que ver con la razón, sino con lo que uno “siente” o con a dónde siente uno que pertenece y con la creencia en un agravio por parte del Estado, da igual argumentar con razones, porque siempre habrá “datos” para rebatirlas aunque no se toquen “las razones” ni tangencialmente en el comentario. Aunque no se responda a ni una sola de las preguntas planteadas.

      Me he cansado de escribir, aquí lo dejo no porque no tenga más argumentos, pese a todo te agradezco el blog. Cuesta encontrar blogs donde la gente no se insulte de buenas a primeras gracias al anonimato que ofrece un teclado de ordenador. Espero no haberte aburrido. Tu a mi un poco si.

      Bueno, gracias por el cumplido y perdón por haberte aburrido. Pero creo que se por qué te has aburrido. Porque no has entendido nada de lo que he escrito. Un saludo

      Nota al margen: Va a ser verdad que existe una policía montada cibernética del nacionalismo catalán que, como las IPs y dominios indican, no es “swarming” sino estructura organizada…

      Touché et coulé

  9. Vas a ir a votar?

  10. Hola Querolus,

    He llegado a este artículo por casualidad. Yo también soy un asturiano viviendo en Cataluña, igual que tú, por lo que entiendo de tu artículo, y tengo que decir que comparto completamente no sólo tu percepción y tus argumentos sobre lo que sucede aquí, sino también lo que expones en tus menciones a Asturias.

    Seguiré leyendo tu blog y, en la medida de lo posible, contribuyendo con comentarios.

    Un saludo!

    • Me alegro de que te haya gustado y bienvenido! Escribo poco y variado pero cuando lo hago me ayuda a organizar las ideas y me relaja :). En Internet siempre se conoce gente interesante.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

© 2017 antroposcopio

Theme by Anders NorenUp ↑