La virtuosa verdad casi siempre deja desazón…

– La “verdad” de Fox news (comunista, musulmán, antiamericano, liberticida…) condensada en un Mall de Washington modelo Riefensthal en forma de “Rally to Restore Honor” y la sensación de que, al que intentó cambiar de rumbo, al que movilizó a una población naturalmente desmovilizada, al que ganó ofreciendo esperanza le van a dar pasaporte a la primera de cambio. Sólo nos queda o “Restaurar la cordura” o “Mantener vivo el terror”.

– Uno que antes gustaba en leer de Política (con mayúsculas) y ahora esperaba que pudiera tratarse de el pendiente proceso de civilización de España, aunque desconfía profundamente de civilizadores con banderas, también modelo Riefensthal, y acaba por darse cuenta de que siempre fuimos un país de letras, de siglos de Oro, un país  de puto puro teatro.

– Hay veces que todo el contexto queda revelado y el trasfondo intuido se hace patente. La legalización de la marihuana en California: una aparentemente lógica decisión, tomada en base a una deliberación fundamentada en derechos individuales y utilidad médica en uno de los estados progresistas por excelencia, resulta, al final, mucho mas prosaica. Todos tienen opinión y ninguno sobre derechos. Administraciones en bancarrota, policias e industria cervecera en contra,  profesores y mexicanos a favor… Ya lo sabíamos, pero tan patente y por escrito hace pensar la naturaleza humana… y jode.

– Y jode tambien eso de la empatía… la verdad de otro imaginada en uno mismo, las neuronas espejo y todo eso y, además, a menos de un kilómetro sentimental. Una chica que, muy a grosso modo, pero bien en el centro de la diana, nos pone los pelos de punta sobre qué está haciendo el Estado con nosotros. Con todos, en definitiva. Echo mis propias cuentas de la vieja. Gente que se queda en el camino, gente que tras 10 años oposita a profesor, los afortunados que podemos y nos dedicaremos a la asistencia médica pero entre tanto habremos gastado mucho en Invitrogen sin cometido a largo plazo… No pondría cifra pero sí los pelos de punta…El reportaje pre-parados de El PAIS es desolador enterito pero, aparte de nuestra calculadora chica asturiana, el del cerebro que se fuga también me llegó al alma.

– Quizá lo mejor para nosotros sería no tener que preguntar ¿qué tal? cuando entran por la puerta, para que lo siguiente no sea una cara que te confirme lo que sabes pero no te puedes ni imaginar: que han pasado una de estas Noches.

– Mañana, (creo que merecidas) vacaciones.

– Y de boost para el coche, I want you bad: