antroposcopio

Oteando ideas, actitudes y comportamientos

Month: febrero 2008

Fachas

A veces casi hay que pedir perdón por la mención.

Y es entonces cuando piensas que la masa es mas acrítica de lo que piensas. Siempre pensaste que eso es bueno, que la apelación a la inmediatez, al estómago, es la que hace que gane aquél que hace que la gente esté satisfecha. Ese es el bueno. Pero olvidamos que la gente se adapta a todo. Vamos, que en Corea del Norte no se suicidan masivamente. Y no estamos tan bien. No todos.

Sólo se pide un esfuerzo. Un esfuerzo de distanciamiento, de análisis ponderado. Aunque al final se llegue al rechazo de la idea, de la novedad. Todos somos conservadores…el nuevo en el trabajo, el erasmus, el compañero de clase recién llegado, juzgados y muertos al mínimo desliz. Y si no hay desliz nos fiaremos antes de la opinión del repetidor de curso. Mas vale malo conocido. Pero olvidamos que el repetidor ha visto un competidor, alguien que amenaza, precisamente, esa opinión que los demás todavía respetan, acatan o a la que, en el peor de los casos, se someten. El nuevo en el trabajo, el erasmus, el compañero recién llegado tienen que demostrar quienes son. Pero hay que tener coraje para decidirte a demostrar cuando te ha recibido el matón con una colleja de la que los demás se ríen.

Todos nos hemos reído de esas collejas. Pero quiero pensar que era porque era niño, que todavía iba a misa y que eran los reyes los que me dejaban los regalos. Quiero creer que antes creía y ahora pienso. Que de niño me sometía y ahora, al menos, critico. Y quiero pensar que la masa también puede hacerlo. Antes tenía la necesidad de la resignación a los medios impuestos. Hoy tiene la oportunidad de youtube y los blogs. La masa tiene hoy lo mas parecido a la libertad. Para buscar, elegir, rechazar, decidir. Para vivir. No para que vivan otros por tí.

Por ello no pido adhesión, sólo análisis, duda, rigor y esfuerzo intelectual antes de la emisión de un juicio. Sólo pido, si, madurez. Sólo pido ejercicio y respeto de la libertad. Sólo pido que el nuevo en el trabajo, el erasmus o el nuevo en clase, sean, al menos, escuchados, sin colleja inicial.

Sólo pido que, si divulgan a Ayaan Hirsi Ali, si leen a deUgarte, si participan del Transnational Radical Party, si reconocen a Juventudes Liberales y tienen ESTE discurso fundamental, no se les llame FACHAS. La mención, sí, eran C’s.

Para el que todavía no vive o sólo tiene hambre:

Para el que ya ha pasado la edad del pavo:

You know you’ve lived in Spain when…

Buceando por facebook me encontré este simpático grupo formado por, nada mas y nada menos, que 30.000 guiris de esos que invaden Las Ramblas, o de los que te quitan el sitio en la playa, o de los que comen una ‘paellador’ sin notar la diferencia…

Con esto se han quedado de nosotros (realmente nos han calado bien):

1) You think adding lemonade, fanta or even coke to red wine is perfectly acceptable. Especially at lunch time.

2) You can’t get over how early bars & clubs shut back home – surely they’re shutting just as you should be going out?

3) You aren’t just surprised that the plumber/decorator has turned up on time, you’re surprised he turned up at all.

4) You’ve been part of a botellon.

5) You think it’s fine to comment on everyone’s appearance. And to openly stare at strangers.

6) Not giving every new acquaintance dos besos seems so rude.

7) You’re shocked by people getting their legs out at the first hint of sun – surely they should wait until at least late June?

8) On msn you sometimes type ‘jajaja’ instead of ‘hahaha’

9) You think that aceite de oliva is a vital part of every meal. And don’t understand how anyone could think olive oil on toast is weird.

10) You’re amazed when TV ad breaks last less than half an hour, especially right before the end of films.

11) You forget to say please when asking for things – you implied it in your tone of voice, right?

12) You love the phenomenon of giving ‘toques’ – but hate explaining it in English

14) You don’t see sunflower seeds as a healthy snack – they’re just what all the cool kids eat.

15) You know what a pijo is and how to spot one.

16) Every sentence you speak contains at least one of these words: ‘bueno,’ ‘coño,’ ‘vale,’ ‘venga,’ ‘pues nada’…

17) You know what ‘resaca’ means. And you probably had one at least once a week when you lived in Spain.

18) You know how to eat boquerones.

19) A bull’s head on the wall of a bar isn’t a talking point for you, it’s just a part of the decor.

20) You eat lunch after 2pm & would never even think of having your evening meal before 9.

21) You know that after 2pm there’s no point in going shopping, you might as well just have a siesta until 5 when the shops re-open.

22) If anyone insults your mother, they better watch out…

23) You know how to change a bombona. And if you don’t, you were either lazy or lucky enough to live somewhere nice.

24) It’s not rude to answer the intercom to your flat by asking ‘Quien?’ (or maybe that was just my flatmate…)

25) You don’t accept beer that’s anything less than ice-cold.

26) You know Bimbo isn’t a slutty woman, it’s a make of ‘pan de molde’ (which, incidentally, isn’t mouldy)

27) The sound of mopeds in the background is the soundtrack to your life.

28) You know that the mullet didn’t just happen in the 80s. It is alive and well in Spain.

29) You know the difference between cojones and cajones, tener calor and estar caliente, bacalao and bakalao, pollo and polla, estar hecho polvo and echar un polvo…and maybe you learned the differences the hard way!

30) On some Sunday mornings you have breakfast before going to bed, not after you get up.

31) You don’t see anything wrong with having a couple of beers before lunch if you feel like it.

32) Floors in certain bars are an ideal dumping ground for your colillas, servilletas etc. Why use a bin?!

33) You see clapping as an art form, not just a way to express approval.

34) You know ensaladilla rusa has nothing to do with Russia.

35) When you burst out laughing every time you see a Mitsubishi Pajero (thanks Stuart Line for reminding me of that one!)

36) You have friends named Jesus, Jose Maria, Maria Jose, Angel, maybe even Inmaculada Concepcion…

37) You know that ‘ahora’ doesn’t really mean now. Hasta ahora, ahora vuelvo…etc

38)When you make arrangements to meet friends at 3, the first person turns up at 3.15…if you’re lucky!

39) Central heating is most definitely a foreign concept. In winter, you just huddle around the heater under the table & pull the blanket up over your knees…and sleep with about 5 blankets on your bed! (OK I accepot this is probably just in the south!)

40) When you laugh, you don’t laugh your head off – te partas de risa.

41) Aceite de oliva is ‘muy sano’, of course. So you help yourself to a bit more.

42)When women think that clear bra straps are in fact invisible.

43) When it’s totally normal for every kitchen to have a deep-fat fryer but no kettle.

44) Te cagas en la leche….

45) To avoid that cheap Eristoff vodka you have to ask for ‘un esmirnoff’

46) When you know what a guiri is / have been called one

47) When you add ‘super’ in front of any adjective for emphasis

48) Blonde girls actually start to think their name is ‘rubia’

49) When you accept that paying with a 50 euro note is going to get you a dirty look if you’re buying something that costs less than 40 euros

50) If something is great, it’s ‘de puta madre’

51) You can eat up to 5 times a day – first breakfast, 2nd breakfast around 11.30, almuerzo, merienda, cena

52) You know the jingle for Los Cuarenta Principales…

53) If you see someone wearing a T-shirt with something written on it in English, you can almost guarantee it won’t make sense. (Pebble Night was a personal favourite)

54) When you go into a bank/bakery etc, it’s standard practice to ask ‘Quien es la ultima?’

55) Who needs a dryer when you have a washing line outside the window of your apartment?

56) You know what ‘marcha’ and ‘juerga’ are. (Of course!)

57) You are more likely to call your friends tio/a, nena, chaval, macho or even tronco than their real name.

58) Love it or hate it, you can’t escape reggaeton.

59) You answer the phone by saying ‘Yes’, and when identifying yourself you say ‘I’m…’ not ‘It’s…’. But when you try those tactics back home, everyone thinks you’re mad or rude!

60) You carry on buying UHT milk when you get back home and your friends think this is disgusting but you can’t understand their point of view.

61) Jamon, jamon y mas jamon….
(Can’t say this was my favourite thing, being a a vegetarian and all, but I agree it’s very much part of Spanish life!)

62) If you eat a lot of something, you’re not going to ‘turn into’ it, you’re going to ‘get the face of it,’ e.g ‘te vas a poner cara de chocolate.’ Somehow a lot more amusing!

Política

REIVINDICACIONES Y PREGUNTAS CIUDADANAS:

O fascismo fora de Galiza…curioso:

Hijo de puta, cabrón, fills de puta….

¡Fora feixistes de la Universitat!:

Apología del boicot…y ¿del feixisme?:

Fallarás, subdirectora de ADN, con ganas de noticias picantes para el gratuito

¿Democracia dónde, terrorista quien?:

Arte combativo (sin percutir, claro…no te lo tomes así hombre):arivera11.jpg


Los oprimidos:

Ambiciosos vs entusiastas

El propósito fudamental de las reflexiones de este blog es, a priori, compartir y, sólo de paso, homenajear, a aquellas personas que se vuelcan, en cualquier ámbito de la vida que sea.

Los héroes clásicos lo eran en base a hazañas, que podían acontecer de manera casual o inevitable y que obtenían el homenaje fuera o no perseguido. La diferencia cualitativa entre un héroe o un anónimo era la magnitud del hecho materializado, independientemente de los pasos que se hubieran sucedido para su acontecimiento.

Los héroes tradicionales, cuyos resultados pueden ser o no importantes o adornados de forma conveniente, merecen, únicamente, escepticismo. Un proceso crítico para enfocar los logros y darles su justa perspectiva y valor. Lógicamente, de ese proceso revisor, se salvarán muchos hechos, pero, quizá con todas las circunstancias correctamente tenidas en cuenta, se desvanecerá el aura y quedará el poso. El verdadero logro.

Pero aparte de los héroes, que generalmente son conocidos y dados a conocer, existen muchas personas (mas de las supuestas, si miramos alrededor analizando cada actitud que nos suscita envidia), cuyos logros lo son gracias a una virtud, el entusiasmo.

El entusiasta consigue o no lo que se propone y lo que consigue puede ser modesto o espectacular, pero en el proceso de conseguirlo el entusiasta se vuelca, disfruta, se realiza. El entusiasta hace lo que hace porque no puede no hacerlo. Su actitud es inevitable, una tendencia vital. No cuestiona su actividad, persevera en ella o la reinventa para incentivarse, pero nunca la ignora o la abandona. Habla de lo que hace con frecuencia y lo hace en tono didáctico, intentando contagiar su entusiasmo. A menudo es incomprendido por exagerado o genera rechazo por inapropiado, pero, aún así, persevera. Nada le disuade. No tiene miras, sólo capacidad. Y, porque insiste, finalmente, materializa.

Es obligatorio saber distinguir entre el entusiasta y el ambicioso. Este último pretende el objetivo, el resultado. Puede no disfrutar en el proceso o que éste sea incluso sufrido, pero le satisface la consecución. Al ser el objetivo prioritario es capaz de vulnerar las reglas o de ampliar los medios para conseguirlo, a diferencia del entusiasta que puede perpetuarse en el proceso, sin alcanzar un objetivo. La ambición se entiende peyorativa, pero actúa como indispensable para el progreso. Clave en él. Creadora.

De la mezcla de ambos surge el triunfador. Ambicioso y entusiasta. Obsesionado con el objetivo y motivado por el proceso. Necesariamente ególatra y descarado. Tiene el hambre y las herramientas, lo tiene todo. No hay tantos, aunque los hay para infinitos aspectos de la cotidianidad. Y son los que mueven a los demás, los que los espolean y dirigen, los que guían y marcan tendencia, los que dominan su mundo, desde el laboratorio al taller, de la mesa de la cena al mitin.

Y, sin pretensiones (a priori), desde el ANTROPOSCOPIO, entre reflexiones en voz alta y sugerencias, aparecen héroes desmitificados, ambiciosos justificados, triunfadores coloreados y, sobre todo, entusiastas reivindicados.

Y tu…¿nadas o te hundes?:

Por cierto… Deezer, lo que quieras.

Emoción…

Radica profunda y es sabia por anciana. Deja que la interpretemos sin perder identidad, aunque sea de forma aberrante. A veces castiga de forma inmerecida y puede sorprender aún siendo previsible. Gratifica cuando debe, aunque a veces sea injusta. Sirve para todo y ha perdido valor literario y, por tanto, épica. Ha ganado de largo la batalla contra la razón, a quien condiciona y desequilibra hasta deshacerla. Adopta formas y colores que pueden ser deseados o avergonzar o indignar o hacer reir. A veces es mierda pura. La mayor parte, buena o mala, pero adecuada. Se sirve de celofán en las bodas y dentro de la cama se llama pelo, sudor, caricia.Es libre, es mala, es esencial. Pero no es, ni causa, una afasia:

Alfredo Landa en los Goya. 2 minutos de afasia (emoción, para los rigurosos):

deUgarte.com

El ideólogo de la desarmada revuelta cívica, de la descentralización. Nudo en el tejido. El despertador para asumir el papel propio.

El de “El poder de las Redes” :

Que estamos en un tiempo de cambios y que esos cambios tienen que ver de alguna manera con las “redes sociales” es ya una idea común, extendida y repetida hasta el cansancio. Sin embargo nadie parece tener muy claro qué son esas famosas redes y sobre todo qué tienen de nuevo. A fin de cuentas, si de las redes que hablamos son las que forman las personas al relacionarse unas con otras, la sociedad siempre fue una red. Y si hablamos de movimientos de activistas también estuvieron siempre ahí, relacionándose unos con otros en una especie de universo hiperactivo y paralelo.

Hay sin embargo dos elementos nuevos que todo el mundo entiende intuitivamente relacionados con esta cuestión. Por un lado Internet y su consecuencia más directa: la eclosión de una nueva esfera de relación social que pone en contacto a millones de personas cada día. Por otro la aparición en los últimos años de una amplia literatura sobre redes aplicada a todos los campos, desde la Física o la Biología hasta la Economía, con toda su inevitable secuela de libros de divulgación, aplicaciones al marketing y juegos publicitarios.

Y luego está toda una serie de movimientos que van desde la revolución hasta la protesta cívica, pasando por una nueva suerte de sofisticadas algaradas que nadie sabe clasificar muy bien y que llenan páginas en los periódicos. Saltaron a la luz pública cuando en el año 2000 una multitud tomó las calles de Manila para pedir la dimisión del presidente Estrada. Los medios destacaron entonces la ausencia de convocantes y cómo las organizaciones políticas y sindicales se vieron arrastradas a seguir a la gente en vez de dirigirla. Pero aquello estaba lejos de nuestra vieja Europa y tampoco le hicimos demasiado caso, tan sólo el suficiente como para que muchos de los miles de protagonistas de las movilizaciones del 13 de marzo de 2004 en España supieran hasta qué punto podían impulsar un cambio decisivo. Fue “la noche de los teléfonos móviles” y, aunque todavía se discute hasta qué punto pudo influir en el resultado electoral del día siguiente, nadie puede negar que supuso un momento de radical novedad en la Historia española. En un librito publicado en la red unos meses antes, el economista Juan Urrutia había vaticinado la inminencia de este tipo de movilizaciones y aportado las claves metodológicas para entenderlas. Las bautizó también como “ciberturbas”.

Un año y medio después, en noviembre de 2005, la policía francesa confesaba su impotencia para contener la revuelta de los arrabales aduciendo la velocidad a la que los revoltosos ganaban técnicas y experiencias de verdadera “guerrilla urbana”. Bajo todo aquello, una vez más, una red social en eclosión alimentada por cientos de personas que se coordinaban mediante teléfonos móviles y publicaban blogs. Durante aquellas semanas la noche era de los móviles, el día de los blogs.

Algunos apuntan a la aparición de un nuevo y misterioso sujeto colectivo. Howard Rheingold lo llamó las “multitudes inteligentes”. En este libro no nos acercaremos a ellas como si formaran parte de un mismo movimiento, con objetivos más o menos comunes, sino como síntomas de una nueva forma de organización y comunicación social que poco a poco va tomando fuerza… y con la que se pueden defender ideas muy diferentes, cuando no opuestas. Movilizaciones informativas como las que condujeron al “macrobotellón” de la primavera de 2006 o el descrédito popular de Dan Brown en España entrarían también en este hit parade de ciberturbas que revelan que algo está cambiando.

Manual para ciberactivistas

Y, sobre todo, de la enredadera:

Hemos visto cómo ese uso radical de la propiedad y las herramientas de mercado tienden a disolver o negar instituciones como el estado nacional o la empresa, teóricamente sólo justificables como violaciones de partida de los modelos de competencia libre y perfecta. Configurando nuevos espacios diversos y reticulares, nuevos escenarios urbanos y profundos cambios en la cotidianeidad.

Apenas nos queda dibujar el orden moral del nuevo mundo red. Pero sabemos que todo lo que dibujemos ahora no será sino una aproximación al momento más que a la tendencia, un tal como somos sin gran detalle, pues los modelos como la investigación universitaria sólo prefigurarán el futuro de un modo parecido a como el monasterio medieval prefiguró la sociedad industrial.

Sabemos que el nuevo mundo no valorará el éxito individual sobre la renta, sino sobre la capacidad de influencia y la difusión en las redes. Incluso podemos intuir que valorará más la calidad que el número de la audiencia.

Sabemos que el reconocimiento sustituye en nuestro mundo a la riqueza monetaria en la consideración de las personas, pero también que el mismo concepto identitario de individuo hace aguas. Ya no nos definimos obsesivamente sobre una jerarquía de identidades que parten del yo único hacia el nosotros nacional constreñido gracias a un ellos diferente y adverso.

Somos muchos yoes saltando como caballos de ajedrez por un damero en red, huyendo de toda forma de coherción grupal, disfrutando de nuestra propia diversidad de objetivos (esos chicos listos pero dispersos que retrataban nuestros profesores) y capitalizando en reconocimiento nuestras diferencias.

Somos hijos de un mundo red, de Internet y la caida del muro de Berlín, de la ironía frente a lo político y el rechazo a la obsesividad productiva del tiempo ordenado a látigo y reloj. Valoramos en todo terreno, más el flujo que el stock, la relación que el contrato, lo que provee el contacto más que lo que asegura la propiedad formal. Desradicados, tenemos patitas en todos los mundos, pero raices en ninguno. Tal como somos: como una enredadera y no como un árbol.

No, we cannot…

…at least not as well as them…

Como dice Arcadi: “Desaliento. Este impresionante video de Obama explica perfectamente cómo nosotros no podemos. Nada. Años luz. Esa molécula que han encontrado los astrónomos.” Vídeo y texto:

It was a creed written into the founding documents that declared the destiny of a nation.

Yes we can.

It was whispered by slaves and abolitionists as they blazed a trail toward freedom.

Yes we can.

It was sung by immigrants as they struck out from distant shores and pioneers who pushed westward against an unforgiving wilderness.

Yes we can.

It was the call of workers who organized; women who reached for the ballots; a President who chose the moon as our new frontier; and a King who took us to the mountaintop and pointed the way to the Promised Land.

Yes we can to justice and equality.

Yes we can to opportunity and prosperity.

Yes we can heal this nation.

Yes we can repair this world.

Yes we can.

We know the battle ahead will be long, but always remember that no matter what obstacles stand in our way, nothing can stand in the way of the power of millions of voices calling for change.

We have been told we cannot do this by a chorus of cynics…they will only grow louder and more dissonant ……….. We’ve been asked to pause for a reality check. We’ve been warned against offering the people of this nation false hope.

But in the unlikely story that is America, there has never been anything false about hope.

Now the hopes of the little girl who goes to a crumbling school in Dillon are the same as the dreams of the boy who learns on the streets of LA; we will remember that there is something happening in America; that we are not as divided as our politics suggests; that we are one people; we are one nation; and together, we will begin the next great chapter in the American story with three words that will ring from coast to coast; from sea to shining sea —

Yes. We. Can.

© 2017 antroposcopio

Theme by Anders NorenUp ↑